Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor amoladora del 2020?

Si quieres presumir de tener un buen set de herramientas en casa, no puede faltarte en él la mejor amoladora, aparte de los consabidos destornilladores, sierras, taladradoras, y demás artículos para bricolaje. 

Este dispositivo es indispensable para aquellos trabajos que necesitan potencia, ergonomía y precisión, puesto que la calidad de su corte te ahorrará bastante esfuerzo físico. Entre otras cosas, muchos se preguntan si la amoladora es igual a una pulidora.

Pues bien, hemos confeccionado esta review para aclarar esa y todas las posibles dudas sobre estos aparatos, analizando en profundidad sus funciones y características principales. Para ello, vamos a hablarte de las 5 mejores esmeriladoras que existen.  ¡Manos a la obra!

Amoladoras 2020
Amoladoras 2020

1. Bosch PWS 700-115 – Bosch siempre a la cabeza

No es raro que sea la amoladora más vendida del mercado, dado de que esta firma alemana goza de gran prestigio a nivel mundial por los magníficos resultados y  duración de sus productos.

Estamos ante una rotaflex con empuñadura anti vibraciones y una potencia de 700 vatios que se hacen notar en la velocidad de giro, lo que convierte el trabajar con ella en una gozada.

La Bosch PWS 700-115  tiene un diseño compacto de 33,5 x 30 x 11 cm y peso reducido (1.62 kilogramos), para un uso siempre seguro y controlado. Además, cuenta con un innovador sistema de protección de sellado patentado por la marca, que protege el motor del polvo, e incluye maletín de transporte.

Por ponerle una pega, diremos que no viene con el disco, aunque estas piezas no son tampoco muy costosas.

Nuestra conclusión:

Esta amoladora angular es flexible y versátil. Por su potente motor de 700 vatios, resulta idónea para cortar, pulir y cepillar metal. Hasta para realizar cortes en baldosas de piedra es apta. Si se le suma que es de Bosch, lo tiene todo para ser considerada como una de las mejores amoladoras que existen.

PROS

  • La potencia es de 700 vatios
  • Innovador sistema de protección de sellado
  • Tiene empuñadura anti vibraciones
  • No pesa mucho, comparado con otras

CONTRAS

  • El disco no está incluido

2. Einhell 4430619 – A precio de ganga total

Bueno, para comprar una radial angular tampoco es que necesitemos hacer un gran desembolso. De hecho, vamos a hablar ahora una de las amoladoras más baratas del mercado.

Esta esmeril Einhell es sólida y robusta, con sus 29,5 x 11,5 x 10 cm de tamaño y un peso de 2,15 kg. Por otro lado, incluye un disco de 12,5 cm de diámetro que produce cortes de primera, y una empuñadura ergonómica para un agarre firme ante los trabajos pesados.

En color negro y rojo, cuenta con un motor de 850 w, potencia bastante superior a lo que cabe esperarse de las amoladoras low cost y que le permite una velocidad de giro constante de 12.000 revoluciones por minuto.

Eso sí, afina el dedo, porque dicen por ahí que el botón de encendido no está muy logrado. Parece ser que cuesto lo suyo encenderlo porque está durito…

Nuestra conclusión:

Pertenece a otra buena casa, incluye disco, tiene mucha potencia y es de las amoladoras más económicas. No le falta prácticamente de nada.

PROS

  • Tiene un precio fantástico
  • Viene con el disco incluido
  • La potencia es de 850 vatios
  • Einhell es una buena firma

CONTRAS

  • El interruptor de encendido está un tanto duro

3. Makita GA5030R – Una esmeriladora angular sin parangón

Tal vez esta compañía japonesa no sea tan conocida, lo que no quita para que tenga una de las mejores esmeriladoras angulares que te imagines. Desarrollada con tecnología de última generación, está dotada de accesorios y detalles que simplifican su uso.

Entre ellos, se encuentra un sistema de bloqueo, un chasis resistente y un mango ergonómico antiresbalante que proporciona comodidad y seguridad durante las sesiones de trabajo. 

El cuerpo de la Makita GA5030R es estrecho (14 x 34,5 x 12 cm), lo que supone también un agarre firme.

Pesa 1,8 kg, tiene una potencia de 720 vatios y muestra una excelente resistencia al calor, de manera que no se le echa nada en falta ni lo más mínimo.

Nuestra conclusión:

Su diseño ergonómico con forma estrecha hace que resulte cómoda de utilizar, pero no por ello deja de ser un dispositivo sólido, robusto. Sin duda, de las amoladoras más recomendables, en la que merece la pena gastarse el dinero porque te durará un siglo.

PROS

  • Cuenta con sistema de bloqueo
  • Muy manejable por su cuerpo estrecho
  • Los materiales son de primera calidad
  • El mango es ergonómico

CONTRAS

  • No le vemos pegas

4. Bosch GWS 7-125 – De las amoladoras profesionales más populares

La mini amoladora Bosch GWS 7-125 es otra buena opción para quienes anden buscando una herramienta profesional resistente y robusta. Pero no se reducen a eso sus ventajas, ya que se trata de un modelo provisto de tecnología de punta, lo que propicia que su cabezal no se recaliente en exceso.

Otra de sus cualidades es que ofrece un buen equilibrio y estabilidad, realizando a su vez trabajos con acabados de categoría, gracias a su motor de 720 vatios y al disco de 125mm. Diseñada en negro, plata y azul, dispone asimismo de una caperuza de protección que evita que se arranque sola accidentalmente.

Mide 36,2 x 13,1 x 12,3 cm, pesa 2 kilos y trae un maletín de transporte con brida de fijación, empuñadura adicional, tuerca tensora y llave de dos agujeros.

Lástima que se olvidaron incluirle el propio disco…

Nuestra conclusión:

Esta es una amoladora de calidad elevada a lo más alto, que soporta perfectamente largas sesiones de trabajo sin necesidad de pausas.

PROS

  • Ideal tanto para aficionados como expertos
  • Es ligera y de diseño ergonómico
  • Cuenta con la garantía de las grandes marcas
  • No se recalienta fácilmente

CONTRAS

  • Viene sin disco de corte

5. Black+Decker KG115 – QS – La mejor relación calidad – precio

Es otra de las amoladoras por menos de 50 euros. Dicho sea de paso, la lijadora de mejor relación calidad-precio, con su motor de 750w y protección contra la puesta en marcha imprevista.

Este artículo proporciona un agarre firme y estable y un corte limpio en el menor tiempo. De arranque suave, la Black+Descker es sensacional para cortar tuberías de metal, eliminar óxido de superficies metálicas, exceso de cemento, etc. 

Su disco es de 115mm. Por otra parte, la empuñadura lateral permite 3 posiciones distintas para un mayor control.

Su única pega consiste en que cuesta un poco dejar fijo el botón de encendido, pero eso no le resta calidad alguna.

Nuestra conclusión:

Aunque tiene un precio muy competitivo, se trata de una las amoladoras de alta gama, lo que justifica que sea un modelo de los más demandados del mercado.

PROS

  • El cable es bastante larguito
  • Pese al precio, es de alta gama
  • No es excesivamente ruidosa
  • Tiene un motor de 750 W

CONTRAS

  • Cuesta dejar fijo el botón

¿Qué es un aparato para amolar?

Esmeriles, esmeriladoras, radiales, pulidoras, amoladoras angulares, amoladoras de banco, rotaflex, galleteras…da igual cómo las denominemos, porque no dejan de ser lo mismo: herramientas usadas para el bricolaje o la construcción, cuya misión es la de cortar y/o pulir piezas.

Dichas piezas pueden ser de mármol o cerámica, por ejemplo. Estas máquinas son muy prácticas incluso para pulir hormigón, de ahí que su uso pueda ser tanto profesional como doméstico, y es que son también excelentes aliados para trabajos a pequeña escala.

  • ¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprar una radial?

Ya hemos visto que estos aparatos son parecidos entre sí, aunque si estás pensando en hacerte con uno, te aconsejamos prestar antes atención a los siguientes aspectos: 

  • La potencia- Por eficacia y rapidez

Es fundamental. La alta potencia, o lo que es igual, una gran cantidad de revoluciones por minuto, define a las buenas amoladoras.  Esta se mide en vatios (W). Asegúrate de que cuente con los suficientes como para realizar tus tareas sin problemas.

  • Las medidas – Que se adapten a tu labor

La empuñadura, el cuerpo y el tamaño del disco juegan otro papel importante a la hora de manejar estos dispositivos, que suelen ser de tamaño estándar. Aun así, los hay enfocados en distintos objetivos, por lo que deberás cerciorarte de que el tuyo tenga las dimensiones adecuadas a tu persona y al uso que vayas a darle, para evitar percances.

  • El peso- Cuanto menos, más manejable

Volvemos a lo mismo. Verifica que el peso de tu radial se ajuste a ti, pues, de usar una demasiado pesada, te produciría un cansancio que repercutiría en la calidad de tu trabajo. Las amoladoras sencillas de manipular por su bajo peso son sinónimo de mejor maniobrabilidad. 

  • La ergonomía- Otra comodidad añadida

Otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de comprar una buena esmeriladora es que cuente con un agarre y soporte sólido para que no se resbale. Las mejores máquinas de amolar suelen tener empuñaduras ergonómicas que se adaptan perfectamente a la mano, (y sin resultar muy duras al tacto) mientras se utilizan de manera continuada.

  • Los discos – Que tengan el tamaño apropiado

Por último, fíjate en esto, ya que el diámetro de los discos del rotaflex pueden variar en función del modelo y tipo. Comprueba que se acoplen a la labor a realizar para no tener que reemplazarlos con tanta frecuencia, dado que estos elementos se desgastan por el filo y tendrás que cambiarlos. Con mayor razón si no son los adecuados para tu trabajo.

  • Ventajas de usar una rebarbadora 

En líneas generales, ya se sabe cuáles son los beneficios de usar un esmeril, aunque nos ha parecido interesante resumirlas por aquí:

  1. Son muy cómodas de usar y guardar, ya que suelen ser herramientas compactas y de bajo peso. Por tanto, además de manejables, no ocupan mucho espacio.
  2. Sirven para realizar múltiples tareas. Estos aparatos cumplen con diversas funciones, por lo que te servirán de gran ayuda a la hora de hacer cualquier trabajo manual. 
  3. También pueden ser de batería. Aunque muchas de ellas son para enchufarlas a la red eléctrica, las hay que solo usan baterías recargables, con la comodidad que eso supone al no tener cables por ahí que puedan dar lugar a tropiezos.
  4. Su tamaño: El hecho de ser utensilios relativamente pequeños hace que estas máquinas resulten de lo más prácticas cuando se trata de transportarlas a diversos lugares de trabajos. 

¿Cuántos tipos de máquinas para amolar existen?

 

Dependiendo fundamentalmente de factores como la potencia, el tamaño y el diámetro de los discos, vamos a exponer cuántos tipos de amoladores podremos encontrarnos:

  • Amoladoras portátiles: Son las más comunes y más fáciles de encontrar. Se trata de amoladoras para profesionales o aficionados con cierta experiencia, y están especializadas en el pulido de superficies extensas y en el corte de piezas voluminosas, puesto que utilizan discos de diámetro superior a 20 cm.
  • Amoladoras de sobremesa o amoladoras de muela: Estamos ante las mejores amoladoras para profesionales o usuarios que trabajan con materiales pesados y gruesos. Tienen discos de muela con un mayor grosor al de los discos de las normales. Estos modelos sirven para pulir, devastar o dar forma a muchas clases de materiales, entre los que se incluye la madera. 

Difieren del resto en su diseño, pensado para mantenerlas fijas porque son máquinas muy pesadas. En este caso, el esfuerzo es a la inversa; la fuerza se ejerce presionando contra el aparato el objeto que pretendamos cortar o lijar.

  • Miniamoladoras: Resultan ideales para esas personas menos experimentadas a las que gustan los trabajos de bricolage más sencillos, como decapar metales o madera, o bien cortar y pulir objetos de cerámica. 

Son manejables por su reducido tamaño (el diámetro de disco es de 12-13 centímetros). Ahora bien, si necesitas cortar un material muy duro o trabajar en superficies de mayor tamaño, se te quedará corta.

  • Amoladoras tipo radial: Para cortar y pulir, estas herramientas son cómodas y muy versátiles, y es que con solo cambiar el disco y el ángulo de uso podeemos realizar diversas labores. Además de no ocupar mucho, estos discos intercambiables están incluidos en la compra, lo que te ahorrará unos eurillos que nunca vienen de más.
  • Amoladoras angulares: Se parecen a las radiales, al punto de que algunos profesionales no las distinguen. La diferencia radica en la posición del disco: en las angulares se direccionan hacia abajo y las radiales lo llevan a los lados.

Son especiales para cortes angulares en paralelo a la línea del material, debido a que integran un agarrador de ayuda para controlar los movimientos. Se usan, entre otras cosas, para pulir metal, quitar pintura y óxido, o cortar cerámica. Algunas vienen equipadas con accesorios como cepillos de alambre y piedras abrasivas. 

  • Amoladoras rectas: Vienen a ser una combinación entre las radiales clásicas y las de sobremesa o de muela, aunque son más pequeñas que las primeras. En estas máquinas, que no son fijas, el disco está colocado en paralelo con respecto al eje y son pequeñitos.

Por consiguiente, son muy útiles para trabajar con elementos como relojes o joyas. No obstante, en los resultados juega una baza importante el pulso de la persona que la maneje.

Y nuestro trabajo en aclarar cuál es la mejor amoladora del 2020 concluye aquí. Deseamos que este post te haya servido de ayuda.

Comparativa de las mejores amoladoras del mercado

La más vendida

Bosch PWS 700-115

La que nos pedimos

Makita GA5030R

La más barata

Einhell 4430619

Más artículos que te recomendamos