Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor cafetera automática del 2020?

Unas tostadas calentitas con un café es el binomio preferido de millones de personas a la hora de desayunar, pero los más exigentes con esta popular infusión lo tienen claro; ellos quieren la mejor cafetera automática.

En el caso de que seas una de esas personas, este post te va a encantar. Nos hemos lanzado a la caza de los modelos más competentes por sus características para confeccionarlo, aunque trataremos también en él otra serie de asuntos relacionados con estos pequeños electrodomésticos.

Si te interesa saber dónde comprar la mejor cafetera automática o cuántos tipos de cafeteras profesionales modernas hay, quédate con nosotros, porque tenemos respuestas para todas tus preguntas…

Cafeteras Automáticas
Cafeteras Automáticas

1. Krups EA8108 Roma – La favorita de la mayoría

Comenzamos nuestro ranking con una de las cafeteras profesionales automáticas más vendidas del momento. Este modelo tiene una potencia de 1.450 W y trabaja a 15 de bares de presión.

La Roma de Krups tiene un gran depósito con 1,7 l de capacidad y molinillo cónico de metal con tres texturas de molienda para poder saborear un buen ristretto, un expresso o un café largo.

Esta cafetera superautomática de acero inoxidable tiene además un cajoncito para recoger los posos y regulador de cantidad (de 20 a 220 ml de café). Mide 36.5 x 26 x 32, pesa 7 kilos e incluye un kit de limpieza. 

Gracias a su función automática de vapor, puedes calentar agua, leche o prepararte infusiones con tan solo introducir el manguito en la taza.

Al parecer, esta función no es tan práctica en este modelo, según comenta alguien por la red.

Nuestra conclusión:

La Roma es una buena cafetera para aquellos que gustan de tomar varios cafés a lo largo del día. Es rápida, limpia y muy fácil de usar a través de sus dos botones.

PROS

  • Tiene 1450W de potencia
  • Trabaja a 15 bares de presión
  • Con molinillo integrado
  • Se puede pagar en 10 meses

CONTRAS

  • El espumador de leche no es muy allá

2. De’Longhi Dedica – Por un precio la mar de competitivo

Nuestra siguiente propuesta es una de las máquinas de café automáticas más baratas del mercado actual. Con un bonito diseño en color rojo metalizado, este modelo tiene un punto muy favorable, y es que puede funcionar con café molido o con «Easy Serving Espresso».

Es un modelo dotado de un motor de 1.350 W que trabaja a 15 bares de presión, con lo cual puede preparar en un abrir y cerrar de ojos un riquísimo expresso espumoso con intenso aroma. Decimos lo de la rapidez porque calienta el agua en solo 35 segundos, gracias a su tecnología Thermoblock.

La De’Longhi Dedica es una cafetera estrecha de 15 centímetros de ancho x 33 de altura, fabricada en acero inoxidable. Al igual que la anterior, cuenta con espumador de leche y sistema antigoteo. En cuanto al depósito, es de 1.3 l, y su peso, de 4.2 kg.

Su fallo, según algunos usuarios, es que se recalienta más de lo normal, por lo cual no es conveniente preparar muchos cafés seguidos en ella.

Nuestra conclusión:

Para ser una de las cafeteras automáticas más económicas no está mal. Nos gusta su diseño y la posibilidad de introducirle café de dos tipos.

PROS

  • Para café molido o monodosis
  • Trabaja a 15 bares
  • Tiene un diseño precioso
  • Puede pagarse en 4 cuotas

CONTRAS

  • Se recalienta enseguida

3. Philips EP5335/10 – Para los más sibaritas

Philips es una firma que goza de muy buena fama por la categoría de todos de sus productos, y un buen ejemplo de ello es esta máquina de hacer café. Una de sus mayores ventajas es que incorpora en su diseño un eficaz molinillo cerámico con 5 tipos de molido.

Apta para 6 estilos de café pre-programados, puede también proporcionar una rica espuma de leche con su espumador LatteGo de alta velocidad. Esta cafetera cuenta con función de limpieza automática en apenas 15 segundos, gracias a su tecnología AquaClean.

La Philips EP5335/10 es de acero inoxidable y tiene una espaciosa cubeta de agua de 1.8 l. Pesa alrededor de 7 kilos y tiene unas medidas de 22.1 x 34 x 43 cm; 7 gramos. Por otro lado, destacamos su bajo nivel de ruido en comparación con otros modelos similares (35 dB).

La verdad es que no sabríamos decir nada en su contra por más vueltas que le demos. Es sencillamente genial.

Nuestra conclusión:

Es una pasada de máquina, con una calidad de molido extraordinaria. Nos encanta por su rapidez y sencillez de uso. Podemos decir bien alto que es una de las cafeteras automáticas más recomendables.

PROS

  • Con función de auto limpieza
  • Trae molinillo cerámico integrado
  • Provoca muy poco ruido
  • Posibilidad de pagarla en 12 meses

CONTRAS

  • No le hemos visto nada desfavorable

4. De’Longhi Ecam – Con la garantía de las grandes marcas

Además de bonita, esta cafetera superautomática con molinillo tiene un gran depósito de 1,8 l de agua que se extrae fácilmente para su limpieza. Hablando de limpieza, este modelo es de los que la realizan internamente de forma automática con sus programas de aclarado y descalcificación. 

La De’Longhi trabaja a 15 bares y posee una pantalla LCD en el frontal, a través de la cual podrás ajustar los diferentes modos de preparación del café (largo, corto, la temperatura, la intensidad del aroma…).

Otra de sus características más llamativas es el dispensador doble, que nos da la posibilidad de preparar dos cafés a la par o dos infusiones. Además, podremos regularle la altura de la bandeja.

Esta máquina cafetera tiene un motor de 1.450 W, un peso de 9 kg y mide 43 x 23.8 x 33.8 centímetros.

Lamentablemente, resulta bastante ruidosa, aunque creemos que para lo que se tarda en preparar un café tampoco supone un problema grave.

Nuestra conclusión:

Es un artículo de De’Longhi estéticamente muy atractivo, aparte de eficaz y fácil de configurar. Nos ha encantado.

PROS

  • Capacidad de 1.8 l
  • De limpieza automática
  • Prepara 2 cafés simultáneamente
  • Se puede financiar a 4 meses

CONTRAS

  • Bastante ruidosa

5. Saeco Lirika – La de mejor relación calidad precio

Elegante y soberbia a su vez. Así es el último ejemplar de nuestra comparativa de mejores máquinas automáticas de café. Este modelo tiene un enorme depósito de agua de 2.5 l y un compartimento para medio kilo de café en grano que el molinillo integrado se encargará de moler. 

Por su parte, el vaporizador Pannarello te ayudará a obtener deliciosos y cremosos capuchinos y Latte Macchiato. La Lirika es de policarbonato de color negro, pesa 5 kg y mide 21.5 x 38.1 x 43 cm.

Tiene una potencia de 1850W, es de bajo consumo y cuenta con 2 surtidores.

Lo que menos nos gusta de ella son sus 80 dB, que se traducen en un ruido que por las mañanas puede llegar a despertar a los que aún duermen. Salvo eso, por lo demás, es una cafetera para quitarse el sombrero.

Nuestra conclusión:

Se trata de una máquina de buena capacidad de agua y de café, muy sencilla de usar y con la garantía de calidad de las firmas de primera. La aconsejamos.

PROS

  • Gran cubeta de 2.5 l
  • Con pantalla LCD de fácil manejo
  • Dispone de 2 surtidores
  • Se puede pagar en 12 cuotas

CONTRAS

  • Es un poco escandalosa

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una buena máquina para hacer café automática?

Como habrás podido comprobar, cada una de estas máquinas tiene sus propias funciones y hay un sinfín de ellas para elegir, por lo que más de uno se vuelve loco y termina con aquello del “pito, pito, gorgorito” para decidirse. Tampoco se trata de eso. En resumidas cuentas, deberemos valorar estos puntos:

  • El número de “cafeteros” – Eso determinará su diseño

¿Cuántas personas soléis reuniros en casa a diario para tomar café? ¿Dos, tres, cuatro? Dependiendo de los que seáis, así deberá ser el tamaño del dosificador y el depósito del agua. También podrías echar un vistazo a las que traen doble dispensador para preparar 2 tazas a la vez.

  • La clase de café – Porque existe una gran variedad

En la actualidad, vemos por todas partes un extenso repertorio para todos los gustos (expresso, latte, capuccino…). Observa la ficha técnica de los modelos que llamen tu atención para ver las posibilidades de preparar en ellos el que más te guste.

A propósito de esto; como vimos también, hay cafeteras que dan la opción de meterle café en grano y ellas mismas se encargan de molerlo. Son un poco más caras, pero merecen la pena.

  • La potencia – Por rapidez

Y no se trata ya solamente de rapidez. La potencia de una cafetera viene determinada por el número de bares de presión. Cuantos más tenga, más calidad tendrá el café preparado.

  • El apagado automático – Por ahorrar en el consumo

Esta función también es un puntazo, ya que no sería extraño que más de una vez nos la dejásemos encendida por la mañana con las prisas por coger la calle. Ello supondrá no gastar luz a lo tonto y cierta tranquilidad al saber que el aparato se quedará apagado siempre. 

  • El auto limpiado – Para olvidarte del asunto

Aunque no todas la traen, te recomendamos elegir una máquina de café automática con función de auto limpieza para no tener que preocuparte por esta labor. Estos modelos se encargan del tema con tan solo colocarle agua en el depósito y activar la función de aclarado y descalcificación.

  • El precio – Según tus posibilidades económicas

¿Cuánto dinero debería gastarme en una cafetera automática? Esa es otra pregunta que se hacen muchos pero que no podemos contestar, puesto que dependerá del presupuesto de cada persona. Te dejamos dos referencias para que te sirvan de guía.

Cafeteras Automáticas DE CALIDAD Y BARATAS

  • La marca – Por garantía

Aunque no sea imprescindible, nuestro consejo es que empieces tu búsqueda entre las mejores marcas de cafeteras automáticas, dado que ofrecen más confianza en cuanto a durabilidad y calidad de los materiales que otras firmas menos conocidas. Son estas:

  • De’Longhi
  • Krups
  • Philips
  • Cecotec
  • Ventajas de usar una cafetera profesional automática

Se deducen de todo lo expuesto hasta ahora. No obstante, mencionaremos antes de marcharnos los principales beneficios del uso de una cafetera automática moderna.

  • Son mucho más rápidas que las convencionales
  • Suponen un buen ahorro al no necesitar filtro de papel
  • Resultan tan fáciles de usar que hasta un niño podría manejarlas
  • Son aptas para echarles café en grano sin necesidad de molerlo
  • Permiten el ajuste de la temperatura, tipo de molido, volumen de agua…

Ahora sí que nos despedimos de ti. Esperamos que nuestra review sobre la mejor cafetera automática te haya servido de gran utilidad para tu elección.

Comparativa de las mejores cafeteras automáticas del mercado

La más vendida

Krups EA8108 Roma

La que nos pedimos

Philips EP5335/10

La más barata

De’Longhi Dedica