¿Cuál es la mejor cama para niños del 2021?

Cuando nuestros peques van creciendo y tienen que ir abandonando su cuna porque se les queda pequeña, todos los padres nos planteamos comprarles la mejor cama para niño en la medida que nos permita nuestro presupuesto.

Ahora bien, aunque el diseño también cuenta, elegir una cama para niño no consiste tan solo en buscar la más bonita, a veces, ni siquiera la más cara. Se trata fundamentalmente de que el crío se sienta cómodo en ella para que pueda descansar bien y con total seguridad.

Para él también es importante ese cambio, pues le hará sentirse “mayor” y le ayudara a desarrollar su creatividad. A continuación, vamos a ver cuáles son las camas infantiles más recomendadas por sus características y según la opinión de muchos usuarios. Además, todas ellas podrás financiarlas si las compras a través de Amazon. ¿Te apuntas?

Camas infantiles
Cama para niños
Cama niña rosa

1. Hello Home – La cama para niñas que prefieren muchos papás

Abrimos el ranking con un modelo muy demandado. Esta cama es de madera lacada en color blanco, con detalles muy atractivos como sus bordes en rosa. Sin embargo lo más llamativo es el cabecero y el piecero, con la famosa Minnie Mouse a gran tamaño; un personaje que fascina a todas las niñas.

La Hello Home lleva en la parte superior 2 cajones de tela rosa intenso y lunares blancos para el almacenamiento para juguetes, pijamas, zapatitos, etc. Cuenta además en su precioso diseño con 2 paneles laterales de seguridad.

Este artículo tiene unas dimensiones de 142 x 77 x 63 cm. Es de instalación sencilla y, como es de esperar, viene con los tornillos, así como manual de instrucciones paso a paso.

Es un modelo para colchones de 140 x70 cm, aunque el colchón tendrás que adquirirlo aparte porque no viene incluido en el precio.

Cama infantil tipi

2. Babify Tipi – Una inversión muy rentable

Si estás buscando entre las camas de niños más económicas, te interesará esta, y es que es bastante complicado encontrar modelos a menor coste ya. La Babify Tipi tiene un diseño súper original con forma de tienda de campaña india, por lo que hará las delicias de tu peque.

El detalle de la ristra de banderines en color púrpura y en distintos tonos de rosa colgando de lado a lado, contrasta con gusto con la madera lacada en blanco. Resistente y de buena calidad, para tu hijo será un refugio en que se sentirá seguro y podrá vivir sus propias aventuras.

Este producto tiene unas medidas de 190 x 90 cm. Incluye el somier de lamas de madera, pero no el colchón.

Cama infantil para niños casa de madera

3. Montessori – Para echarse a soñar

Nunca mejor dicho, y es que con esta cama con forma de casita, los críos se echarán a dormir dándole vueltas a su imaginación, pensando que están en una cabaña en el bosque, como los personajes de los dibujos animados.

La Montessori está fabricada con un material inmejorable: láminas de pino macizo con certificación PEFC que procede de bosques sostenibles. Eso sí, se entrega con su color natural sin ningún tratamiento, por lo que no se recomienda su uso en el exterior.

No obstante, podrás aplicarle lasur, cera, pintura o barniz para mejorar el mantenimiento y que te dure más. Sus medidas exteriores son 198 x 98 x 170 cm, y es para colchones de 90 x 190 cm (de venta aparte).

Este artículo cuenta con barandillas de seguridad e incluye somier. Se entrega con la tornillería, llave de allen y manual de instrucciones para el montaje.

4. Mebleko – La de mejor relación calidad precio

Es una cama pensada para niño de diseño clásico, aunque resulta muy atractiva también con su color blanco polar y sus formas curvas. La Mebleko lleva abajo un enorme cajón con ruedas donde el crío podrá meter todos sus juguetes para tenerlos a mano, pero recogidos.

Este producto está provisto de barrera de protección extraíble que se puede desplazar hacia los lados según la parte en que duerma, y es que esta viene a medir aproximadamente lo que la mitad de la longitud de la cama.

Otro bonito detalle de la Mebleko son los tiradores del cajón, en gris y con forma de corazón. Tiene un tamaño de 164 x 85 x 70 centímetros (largo x ancho x alto) y una superficie útil para dormir de 80 x 160 cm.

En este caso, se entrega con un colchón con funda, de 7 cm de grosor. Este modelo es apto para un peso de hasta 110 kg. Suficiente, ¿no? Para su precio, lo consideramos otro gran acierto de compra.

Cama para niño azul

5. Paw Patrol – La diversión garantizada

Terminamos nuestra comparativa de mejores camas para niños con un ejemplar que dejará a tu crío boquiabierto. La serie “La patrulla canina” está de toda moda, por lo que le chiflará ver que podrá dormir contando con la protección en la cabecera de Chase, el perro policía.

Este producto tiene una estructura muy resistente que cumple con todas las normas de seguridad, y mide 68 x 77 x 143 centímetros. Destacamos de su extraordinario diseño en tonos en azul los laterales más elevados en la zona de la cabeza y los dos cajones inferiores de tela para almacenaje.

La Paw Patrol es de madera y requiere montaje, pero no te preocupes, puesto que es una labor bastante sencilla. Por otro lado, queremos resaltar que se mueve con facilidad, dado que pesa tan solo 22,8 kg.

Esta simpática camita es para un colchón de 140 cm x 70 cm (no incluido en el precio).

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una cama de niño?

Como comentábamos al principio de esta review, el quid de la cuestión no es tener que invertir sí o sí un pastón en la compra. Sobre todo, deberás considerar los siguientes aspectos:

1. El tamaño y la altura – Según la edad del peque

Su cuerpo no para de desarrollarse en esos años, por lo que las necesidades van variando paralelamente. Por tanto, deberás elegir un modelo con unas dimensiones acordes a su edad para favorecer su descanso.

La altura también cuenta aquí. Lo suyo es que no sea demasiado alta, al objeto de que el niño pueda subirse o bajarse de ella sin ayuda cuando lo necesite. Además, correríamos el peligro de que se cayese si es una criatura muy inquieta que se mueve mucho mientras duerme.

No obstante, podremos salvar este problema pegándola a la pared y colocándole por el lateral contrario (si no la trajese) una buena barrera de cama. (Enlazar con el artículo de la mejor barrera de cama del 2021?)

2. Los materiales – Que sean de calidad

Pueden variar de unos modelos a otros, pero siempre deberán ser resistentes y de buena calidad para garantizarnos una mayor durabilidad durante esos años de crecimiento del niño.

La mayoría están fabricadas con madera de roble o samán, aunque también hay algunas de plástico. Lógicamente, son preferibles las camas de niño madera, puesto que este material es más consistente y seguro.

Además, deberás asegurarte de su buen acabado, es decir, sin astillas ni asperezas, y que esté barnizada con productos que no sean nocivos para la salud. Tanto mejor si el material de fabricación lleva algún tratamiento antiácaros y antialergias, de manera que no le cause al niño problemas respiratorios ni irritación alguna en la piel.

Como podrás imaginar, obtendrás todas estas ventajas si a la hora de tu compra te inclinas por las mejores marcas de camas para niño.

3. El diseño – Cuestión de gustos personales

En cuanto al estilo, aquí también hay tela para elegir. Sin embargo, más que con la tuya, deberás elegir una cama para niño que vaya con su personalidad. A fin de cuentas, estará en su habitación y es él quien la va a utilizar, por lo que deberás sentirse a gusto y orgulloso de su camita tan “chuli”.

Si te pones a buscar a fondo, verás que hay camas nidos, literas clásicas, en L o las conocidas como literas tren. También te encontrarás con camas para niños abatibles (ideales cuando se dispone de poco espacio), camas con forma de coche, casa, barco, etc.

Todas ellas son súper atractivas para nuestros hijos, y es que hay modelos que van más allá e incluyen accesorios como un tobogán, un columpio, un túnel, etc. Aparte, están lacadas con colores preciosos, e incluso decoradas con dibujos. Estos extras hacen que se sientan más seguros a la hora de marcharse a dormir solitos a su dormitorio.

4. La comodidad – Para que nada se interponga en su descanso

Al igual que los adultos, los niños necesitan un buen descanso para afrontar sus tareas diarias. Recordemos que para ello deberán dormir de 8 a 10 horas al día, y de ahí la importancia del confort de su cama.

Se trata de evitar que se desvelen o que les resulte complicado subirse o bajarse por sí mismos, como ya comentamos. Por otra parte, tenemos que cerciorarnos de que no lleve bordes muy pronunciados con los que puedan golpearse, rasparse ni hacerse cortes al dormir o jugar encima de ella.

Otra cuestión a tener en cuenta es que su tamaño se ajuste bien al del dormitorio, de modo que durante el día pueda moverse a sus anchas y no esté tropezando con la cama cada dos por tres.

Por último, deberás comprarle un colchón que no resulte ni muy duro ni muy blando, al igual que la almohada, pues son pocas las que lo incluyen.

¿Dónde comprar una buena cama infantil?

Si te das un paseo por las tiendas especializadas en este tipo de muebles, observarás que hay bastantes modelos. Sin embargo, te recomendamos echar previamente un vistazo en Amazon.

En esta popularísima tienda online te encontrarás un repertorio de lo más extenso de camitas de gran calidad, con diferentes estilos, precios y de la marca que quieras. Eso por no hablar de la comodidad de que te la traigan a casa sin tener que andar dando vueltas por ahí.

Amazon se distingue además por su puntualidad con los plazos de entrega, la facilidad que ofrece al cliente con los pagos y su excelente servicio postventa. Desde luego, nosotros lo tenemos claro…

Terminamos aquí nuestro post sobre la mejor cama para niño. Esperamos que la información contenida en él te haya sido útil.

Comparativa de las mejores camas para niños del mercado

La más vendida

Hello Home

Cama niña rosa

La que nos pedimos

Montessori

Cama infantil para niños casa de madera

La más barata

Babify Tipi

Cama infantil tipi