Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor cepillo eléctrico del 2020?

Es posible que estés pensando en comprarte el mejor cepillo eléctrico. Pues bien, si es así, te invitamos a leer nuestra guía, ya que en ella vamos a analizar en profundidad 5 modelos la mar de interesantes.

Y es que sabemos que, cuando te pongas manos a la obra, te encontrarás ante un montón de marcas, cada una con varios modelos con distintas características entre sí, con lo cual te harás un verdadero lío si no tienes unas nociones básicas sobre ellos.

Este tipo de cepillos son cada vez más demandados por su eficacia a la hora de la limpieza oral. Basta con probarlos para convencerse de que no tienen nada que ver con los tradicionales. ¿Los vemos ya?

Cepillos Eléctricos
Cepillos Eléctricos

1. Oral-B Pro 2500 – El rey de los cepillos eléctricos

Cuando se habla de estos instrumentos, lo primero que se nos viene a todos a la mente es la imagen de un cepillo con mango grueso y el logo de esta firma. Por algo será y, por tanto, no es de extrañar que el cepillo eléctrico más vendido pertenezca a Oral-B.

Por un precio razonable, este modelo ofrece prestaciones como el temporizador programable hasta 2 minutos, tiempo suficiente para conseguir una limpieza óptima, cuidando de tus dientes y encías.

El Oral-B Pro 2 2500 cuenta con una batería de litio que garantiza una vida útil más duradera que la de otros cepillos de esta categoría. Con su cabezal redondeado, remueve mucha más placa que un cepillo manual, gracias al movimiento circular de las cerdas.

A su vez, esto deriva en unos dientes más blancos desde el primer cepillado, ya que pule con suavidad las imperfecciones y elimina las manchas causadas por bebidas y alimentos con alto poder de teñido, como el vino o el café.

Su uso es muy sencillo, pues el control de presión es el distintivo de esta casa y está dirigido a proporcionar al usuario un cepillado seguro y sin ningún tipo de complicaciones.

Pesa 200 gramos y mide 30 x 20 x 15 cm. En su precio se incluye un cabezal de recambio, el cargador y un estuche de viaje de regalo.

Su punto débil está quizás en la duración de la batería, pero esto no supone un problema si cada vez que lo usamos lo colocamos en su base.

Nuestra conclusión:

Teniendo en cuenta su buen precio, la higiene bucal que consigue y que viene con el regalito de la funda, podemos decir que es uno de los mejores cepillos eléctricos al que se puede optar.

PROS

  • Tiene un precio excelente
  • El temporizador
  • Es muy duradero
  • De carga fácil

CONTRAS

  • Corta duración de la batería

2. Oral-B Pro750 – A precio de ganga

Si el precio del primer modelo te pareció atractivo, el del Oral-B Pro 750 te dejará ya con la boca abierta (¡buena ocasión para probarlo!) y es que estamos ante uno de los cepillos de dientes eléctricos más baratos del mercado. 

Esto no quiere decir que sea de mala calidad. Es más, con su cabezal de movimiento 3D, llega hasta lugares inaccesibles para los cepillos de siempre, eliminando la placa al 100%.

Con esta herramienta, el cepillado dental se convierte en una agradable experiencia. Ideal para la limpieza diaria, mide aproximadamente 10,1 x 6,9 x 4 cm  y tiene un peso de 331 gr.

El Pro 750 de Oral-B incluye un práctico temporizador que te ayuda a cepillarte los dientes durante los dos minutos recomendados por los profesionales, además de un práctico estuche de viaje.

Eso sí, es un cepillo básico que solo tiene un modo de uso, pero claro, en algún lugar tenía que estar la diferencia con modelos más costosos.

Nuestra conclusión:

Es sencillo de manejar y cuenta con las funciones imprescindibles para obtener una higiene dental perfecta. La carcasa de viaje resulta muy práctica para transportarlo en el neceser o la maleta sin que sufra daños, ya que esta es de plástico duro. A eso, le suma puntación que tiene una gran autonomía.

PROS

  • De sencillo manejo
  • El precio es insuperable
  • Viene con carcasa para guardarlo
  • Diseñado con temporizador

CONTRAS

  • Un solo modo de uso

3. Oral-B Genius 9000 – Para una limpieza profesional

Continuamos con otro modelo de la misma casa, con la diferencia de que ahora nos encontramos con el mejor cepillo de dientes eléctrico que te puedas imaginar, por varios motivos. 

Por un lado, su tecnología de detección de posición te asiste en el reconocimiento de las zonas que ya te has cepillado, evitando así que repases demasiado una zona o que te olvides de otra. 

Por otro, el cabezal redondeado elimina la placa con su rotación, oscilación y pulsación combinadas. Esto se traduce en unos dientes más claros y en una ayuda para mejorar la salud de las encías y de la boca en general.

El Genius 9000 cuenta con un anillo LED de 12 colores que convierte el cepillado en una experiencia especial y estimulante, y puerto USB adicional que sirve tanto para el cepillo como para el móvil.

Además, viene con 4 cabezales de recambio, batería de iones de litio, estuche de viaje y soporte para Smartphone.

Su única peguilla es que las instrucciones no están en español, pero eso nos parece lo de menos frente al poderío de este pedazo de cepillo eléctrico.

Nuestra conclusión:

El Oral-B Genius 9000 es de por sí especial por su cabezal redondeado, su potencia y eficacia. El puerto USB, la tecnología de detección de posición y el anillo LED de colores hacen el resto para situarlo entre los cepillos eléctricos más recomendables. No se le puede pedir más.

PROS

  • Tiene puerto USB adicional
  • Cabezal versátil y redondeado
  • Sistema de detección de posición
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No trae instrucciones en español

4. Philips Sonicar ProtectiveClean – Con la confianza de una buena firma

Cambiamos de tercio y nos vamos ahora con Philips, otra compañía de primera que nos ofrece también un cepillo para quitarse el sombrero. El Sonicar ProtectiveClean es seguro y suave, por lo que resulta idóneo para zonas sensibles y bocas con ortodoncias e implantes dentales

Elimina la placa hasta 7 veces mejor que un cepillo de toda la vida, y gracias a su sensor de presión, avisa cuando ejercemos demasiada fuerza sobre las piezas dentales al cepillárnoslas. 

Otra de sus cualidades es la tecnología BrushSync, que nos marca con una luz en el mango y un pitido el momento de reemplazar el cabezal. Para remate, el sistema Quadpacer permite saber que ya se ha empleado el tiempo suficiente en cada parte de la boca. 

Asimismo, el Smartimer avisa al terminar los dos minutos de cepillado. Pese a todo lo dicho, el Philips Sonicar ProtectiveClean no es nada complicado de manejar, pero sí te permitirá lucir dientes más blancos en solo una semana.

En el precio se incluye una base de carga, 2 cabezales C2 y protectores de viaje para los mismos. La única pena es que no traiga un estuche de viaje.

Nuestra conclusión:

Seguro, suave y con múltiples funciones. En definitiva, el Philips Sonicar ProtectiveClean es una pasada total de cepillo dental eléctrico.

PROS

  • Tiene buena autonomía
  • Trae temporizador
  • Indicador de reemplazo de cabezal
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No viene con estuche

5. Oral-B Smart 4 4000N – Otra joya de Oral-B

Este último modelo, también de la marca que lanzó el primer cepillo de dientes eléctrico recargable, blanquea tu dentadura con suavidad desde el primer día, sin dejar ni rastro de las manchas superficiales.

De color blanco, el Smart 4 cuenta con un cabezal redondeado que limpia mejor, consiguiendo así unas encías sanas, y un temporizador de 2 minutos que se asegura de que te cepilles durante el tiempo necesario.

Tampoco le falta a este modelo que viene con 2 cabezales un sensor de presión para prevenirte de que te están cepillando demasiado fuerte.

No es tarea fácil decir algo en su contra, aunque alguien opina por ahí que el cable se le queda un tanto corto.

Nuestra conclusión:

Si buscas un cepillo dental que te dé una limpieza a la altura de las realizadas por el dentista, este es el tuyo, sin lugar a dudas. Su precio está bien justificado.

PROS

  • Tiene temporizador de 2 minutos
  • La batería puede durar hasta 2 semanas
  • Dispone de sensor de presión
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Para algunos, el cable es corto

¿Cómo limpiar un cepillo de dientes eléctrico?

Al igual que ocurre con los cepillos clásicos, estos deben mantenerse en buenas condiciones de limpieza para mantener alejados los gérmenes y bacterias de nuestra boca. Te dejamos algunas opciones para limpiar a fondo sus cabezales.

  • Con agua caliente y vinagre. Introduce el cabezal en un vaso con agua caliente (no hirviendo) y déjalo ahí por lo menos durante dos minutos, al objeto de que las cerdas se ablanden un poco. A continuación, pásalo a otro vaso con vinagre blanco puro y espera unas dos horas. Pasado este tiempo, enjuágalo bien para eliminar el olor y sabor del vinagre.
  • Con vinagre y bicarbonato.Después de haber lavado con agua caliente el cabezal del cepillo, echa en medio vaso de agua tibia dos cucharadas de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Introduce el cepillo y déjalo por espacio de media hora. Finaliza aclarándolo con agua fría. 

  • Con agua oxigenada.Este es el método más rápido y sencillo. Lo recomendable es hacerlo una vez por semana. Vuelca una cantidad prudente de agua oxigenada en una taza, introdúcelo y déjalo ahí hasta que vayas a usarlo, enjuagándolo bien antes. 

  • Con desinfectantes especiales para cepillos. Pese a no ser muy conocidos, podemos encontrarlos en el mercado. Estos productos están preparados para eliminar todas las impurezas y residuos.

  • Con pastillas desinfectantes para dentaduras postizas.Por increíble que parezca, es un buen sistema. Diluye una de estas pastillas en agua, mete el cepillo y déjalo reposar unos minutos.

  • Con enjuague bucal. Tan solo deberás echar en el vaso la cantidad suficiente como para que el cabezal quede sumergido. Déjalo media hora y luego lo aclaras. Lo ideal sería hacerlo una vez semanal.

En cuanto al mango, también es importante mantenerlo desinfectado, pero ten cuidado de que no se moje la parte eléctrica. Para ello, puedes utilizar cloro diluido en agua y frotarlo con un trapito o gasa. 

¿Cuántos tipos de cepillos de dientes eléctricos existen?

 

Hoy día, los tenemos de muchos tipos a nuestro alcance. De todas formas, vamos a ver cuáles son las distintas categorías de este estilo de cepillos.

  • Cepillo de dientes eléctrico con cable.Estos modelos fueron los primeros que salieron a la venta, pero poco a poco fueron dando paso a los cepillos sin cable, mucho más prácticos. 
  • Cepillo d​ental eléctrico para periodontitis.Son unos cepillos especiales (y exclusivos) para aquellas personas que padecen o han padecido enfermedad periodontal, ya que proporcionan una limpieza más precisa en los espacios interproximales de los dientes. E igualmente son ideales para usuarios con encías retraídas. 

  • Cepillo de dientes eléctrico para bebes.Aunque resulte chocante, también existen cepillos de este tipo para bebés en periodo de lactancia. Están disponibles en varios colores de lo más atractivos, tienen cerdas muy suaves y cabezales pequeñines. Ahora bien, no obstante, hay que ser cautos al emplearlos en sus delicadas boquitas.

  • Cepillo ​d​ental eléctrico para perros. También llama la atención que puedan existir cepillos para los peludos de la casa, pero esto no es tan extraño si pensamos que la dentadura de un perro es propensa a llenarse de bacterias de toda clase.

  • Cepillo de dientes eléctrico para implantes. Estos ultra modernos cepillos eliminan la placa bacteriana acumulada alrededor de los implantes con la máxima precisión, en pos del correcto mantenimiento de los mismos.

Ventajas de usar un cepillo dental eléctrico

 

En este apartado, te exponemos los numerosos beneficios del uso de los cepillos eléctricos:

  1. Son fáciles de utilizar para todos, tanto adultos como niños. Pese a ello, traen manuales de instrucciones. 
  2. Realizan movimientos constantes, gracias a la vibración y presión sobre la dentadura. Esto no se consigue por igual con los cepillos normales.
  3. La intensidad del cepillado. Pueden alcanzar las 30.000 vibraciones por minuto, proporcionándonos una limpieza de boca más exhaustiva.
  4. No maltratan ni dientes ni encías. Con los eléctricos, es más fácil ejercer siempre la intensidad precisa, es decir, ni fuerte ni muy suave.
  5. Cuentan con múltiples funciones de cepillado. La mayoría de ellos nos dan la posibilidad de elegir entre programas distintos, según las necesidades de nuestra boca en cada momento.
  6. Ayudan a blanquear los dientes. Esto se debe a que, con su sistema vibratorio, eliminan mejor la placa y ayudan a reducir el cúmulo de sarro.
  7. Cuentan con piezas de recambio. Los cabezales van perdiendo el color con el tiempo, lo cual nos indica que es hora de reemplazarlos. Las cerdas retorcidas o ensanchadas nos avisan de lo mismo. Cuestión de sustituir la pieza, ¡y cómo nuevo!
  8. Van de perlas para personas con ortodoncia, puesto que retiran con mayor eficacia la suciedad que suele acumularse entre los alambres, gracias a aquello mismo de los movimientos vibratorios.

Y ahora sí que nos despedimos. Deseamos que nuestra review te haya servido para ayudarte a elegir el mejor cepillo eléctrico del 2020.

Comparativa de los mejores cepillos dentales eléctricos del mercado

La más vendida

Oral-B Pro 2500

La que nos pedimos

Oral-B Genius 9000

La más barata

Oral-B Pro 750

Productos que te recomendamos para belleza