Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor freidora eléctrica de 2020?

Cuando pensamos en una freidora eléctrica, lo primero que se nos viene a la cabeza es un cesto de patatas hirviendo dentro de ella, o unos simples calamares. En cambio, sus funciones van más allá, pues pueden hornear incluso y sin necesidad de usar casi nada de aceite algunas de ellas.

Tenemos a nuestro alcance modelos bastante sencillos, pero también otros más complejos (los industriales y semi-industriales) que pueden ser empotrables, de suelo y hasta llevar ruedas. Para gustos los colores, claro. O para necesidades…

A la hora de elegir una, lo suyo es conocer sus características principales y en qué difieren. Por eso hemos elaborado una lista con cinco de estos artículos que nos parecen  la crème de la crème. ¿Te interesa saber cuál es la mejor freidora eléctrica de 2020? Pues no te pierdas nuestro post para descubrirlo…

Mejores Freidoras
Mejores Freidoras

1. Taurus Professional 973945000 – La preferida

Este modelo de catalana casa Taurus es muy popular entre los usuarios. De hecho, es una de las freidoras eléctricas más vendidas del mercado, ¿quizás por aquello de que tiene una potencia de 1700W?

Puede ser, pero lógicamente tiene otras muchas ventajas. De entrada, está diseñada con un sistema antimezcla de sabores, por lo que podremos freír varios alimentos en el mismo aceite sin que luego las alitas de pollo nos sepan a cazón ni los churros a boquerones.

La freidora Taurus Professional 973945000 nos permite el control de temperatura con tres opciones: 150°, 170 y 190°. Por otro lado, ella misma nos indicará cuál es la ideal para cada tipo de alimento.

Tiene una capacidad de 2 litros, es de acero inoxidable y totalmente desmontable, lo que hace que podamos meterla en el lavavajilla y… ¡listo! La tendremos impecable sin tener que echar mano al estropajo y al detergente.

Sus medidas son 30,8 x 25,8 x 24,4 cm y su peso 2,44kg. Tiene un bonito diseño en negro y plata que incorpora piloto luminoso. Otra de sus cosas favorables es que es un electrodoméstico de eficiencia energética A++, por lo que consume muy poco.

 Lo único a decir en su contra es que no tiene filtro de aceite.

Nuestra conclusión:

Cómoda de manejar y de limpiar, potente y con resultados de excelente calidad, la Taurus Professional 973945000 tiene todos los requisitos para ser considerada una de las mejores freidoras domésticas del mercado.

PROS

  • Se desmonta y lava en lavavajillas
  • Buen sistema de escurrido
  • Tiene control de temperatura
  • Es de bajo consumo

CONTRAS

  • No tiene filtro de aceite

¿Buscando una freidora barata por menos de 40 euros? Con la Jata FR326E no hay que darle más vueltas al asunto. Este modelo resulta perfecto para familias pequeñas o parejitas. Es compacto y ligero y tiene un moderno diseño metálico que destacará en tu cocina.

Su capacidad es de un litro de aceite, en el cual podremos freír hasta 600 gramos de alimentos de uno sola vez, ya sean croquetas, patatas, empanadillas o lo que se nos antoje. En cuanto a la cuba, es antiadherente, de manera que su limpieza es muy sencilla.

Su estructura metálica es de acero inoxidable anti-huellas, su peso nada más que de 2,75kg y sus medidas las siguientes: 32 x 18,5 x 23 cm. A pesar de ser una freidora doméstica a precio low cost, es también de bajo consumo, por lo que podremos usarla a tutiplén sin temor a la factura de la luz.

La única peguilla que tiene es que no es de las más potentes, ya que su motor es de 1.000W. Aun así, sus temperaturas estables durante el proceso de fritura le darán a esta el toque dorado y crujiente que se espera de estos prácticos aliados de cocina.

Nuestra conclusión:

Si eres de los que cocinan en dosis pequeñas porque no tienes necesidad de dar de comer a muchos, por un precio de escándalo podrás darte el capricho de tener en casa tu propia freidora.

PROS

  • Se limpia con facilidad
  • No ocupa mucho espacio
  • Es de bajo consumo
  • De acero inoxidable anti-huellas

CONTRAS

  • No es demasiado potente

3. Tefal Versalio Deluxe FR4950 – El no va más

Estamos ante otra de las grandes empresas dedicadas al sector del pequeño electrodoméstico, cuyos artículos en general ofrecen unos excelentes resultados. De ahí que sea una de las marcas favoritas de la mayoría de la gente.

Con esta freidora de Tefal no solo podrás freír, sino también saltear, cocinar a fuego lento, hacer arroz, pastas, mantener tus comidas calientes e incluso descongelar los alimentos. Tiene una cubeta de dos litros en la que puede freírse hasta 1,3Kg de comida de una sola vez.

Por otra parte, cuenta con un temporizador digital que hará que todo quede en su punto, y con una ventana en la tapa a través de la que podremos vigilar el proceso. Sus piezas se desmontan y se pueden introducir en el lavavajillas como si de otros utensilios de cocina cualquiera se tratase.

Con un bonito diseño en blanco, la potencia de la Tefal Versalio Deluxe es de 1.600W, y la temperatura oscila entre los 80º y los 180º. Su peso es de 1kg y las medidas 37 x 37 x 21 cm.

En resumidas cuentas, se trata de una freidora de tamaño mediano pero muy completa. ¡No podemos decir nada en su contra porque lo tiene todo!

Nuestra conclusión:

Está entre las mejores freidoras en relación calidad precio, lo que justifica tantos comentarios positivos de los que la tienen.

PROS

  • Es un aparato multifunción
  • Tiene temporizador y control de temperatura
  • Su capacidad es de 1,3 kg
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No le vemos fallos

4. Tefal Filtra Pro Premium FR10170 – El punto profesional

Continuamos nuestra comparativa con otro modelo de la misma marca, que destaca por incorporar una malla de filtrado patentado con la que podremos filtrar el aceite cuando acabemos de utilizarla.

No obstante, lo mejor de esta freidora Tefal es su potencia: nada menos que 2.300W. Además, su sistema tecnológico de zona fría contribuye al buen mantenimiento del aceite. Cuenta también con temporizador ajustable con sistema de aviso y termostato para programar la temperatura entre 150 °C y 190 °C.

Un indispensable en la cocina que no nos ocupará mucho espacio, ya que su tamaño es de 47 x 29 x 32 cm y su peso de 3,7kg. El depósito puede albergar hasta 3 litros de aceite (para 1,2kg de patatas de una sola tanda, por ejemplo).

Está diseñada con una tapa de cocción con ventana para poder observar el proceso, y de manera que todas sus piezas puedan separarse y lavarse en lavavajillas, ya que están elaboradas en acero inoxidable.

No cabe duda alguna de que se trata de una freidora buena con un precio acorde a sus prestaciones. De todas formas, hay quien dice por ahí que los restos de alimentos se cuelan por el cestillo y van a parar al fondo, por lo que hay que limpiarla con más frecuencia de la deseada.

Nuestra conclusión:

Es de las más potentes del mercado, lo que consigue que las cosas se frían en mucho menos tiempo. Además, es cómoda tanto a la hora de usarse como de limpiarse, suficientes motivos para estar entre los mejores modelos de freidoras.

PROS

  • Tiene tapa de cocción con ventanilla
  • Incorpora un filtro de aceite
  • Su potencia es de 2.400W
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • El calado del cestillo hace que caigan restos

5. Cecotec Turbo Cecofry 4D – Innovadora y sana

Esta ultra moderna freidora de Cecotec se distingue del resto por su innovador diseño, aunque su verdadera gracia está en que emplea una cantidad mínima de aceite, lo que se traduce en comidas más sanas.

Pero su función no se limita a freír, puesto que dispone de otros programas de cocción (todos ellos con muy poco aceite). Tiene una potencia de 1350W y viene con un manual de 40 recetas y 8 vídeos para sacarle mayor partido.

La Cecotec Turbo Cecofry es bastante rápida, cocina de manera automática y reparte uniformemente el calor. Su temperatura puede programarse desde los 100° C a los 240 ° C. y su depósito está recubierto de piedra y tiene una capacidad de 3 litros.

Las dimensiones son las siguientes: 31 x 39 (47 cm con el mango) x 23 cm. En cuanto su peso, es de 5,25kg. Incorpora pala de remover automática premium y mango desmontable.

Se trata de un electrodoméstico, aparte de súper práctico, muy bonito por su original diseño redondeado en color negro y verde que se asemeja a un casco de motorista más que a una freidora.

Para colmo, es una máquina con eficiencia energética A+++, es decir de las que menos consumen. Su único inconveniente es que no se calienta con mucha rapidez, pero bueno…todo es cuestión de organizarse. Por lo demás, ¡chapó!

Nuestra conclusión:

Esta freidora doméstica de Cecotec es perfecta para aquellas personas que deseen perder precio, porque cocina con una dosis de aceite muy pequeña, por lo que el nivel de calorías se reduce bastante. Aunque parezca un poco cara de entrada, merece la pena. Además, podremos pagarla en 4 cómodos plazos.

PROS

  • Apenas necesita aceite
  • Alcanza los 240º
  • Incluye manual con recetario
  • Se puede pagar en 4 veces

CONTRAS

  • No se calienta con rapidez

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar una olla de freír?

Cuando pensamos en hacer una inversión en un nuevo electrodoméstico, procuramos siempre buscar la calidad pero mirando mucho por su precio. Eso nos parece lógico, aunque a la hora de comprar una olla freidora deberás considerar otros factores para que tu elección sea un éxito.

  • El tipo – dependiendo de tus necesidades. 

En este sentido, podrás optar entre una freidora a gas o una freidora eléctrica (que tenga al menos entre  800W y 1000W).

  • El termostato y la temperatura- Por seguridad. 

No debemos olvidar que, si nos compramos una freidora industrial, pasará muchas horas encendida. Por tanto, conservará altas temperaturas que habremos de regular con el termostato de seguridad.

La subida de los grados tiene que ser paulatina. El termostato se encargará de activar          el método de seguridad si se produjese un fallo por una alteración brusca de la temperatura.

  • El tamaño y la capacidad- Por comodidad

Ante todo, pensemos en el tamaño del hueco donde vamos a colocar nuestra freidora. Tengamos en cuenta que es un electrodoméstico de uso casi diario, por lo que no es plan de estarlo guardando y sacando cada dos por tres.

Ni tampoco de que una vez que la tengamos en casa nos parezca un armatoste que se nos coma media encimera y no nos deje espacio para nada más. Su capacidad va en consonancia con el tamaño, de ahí que haya que calibrar la cantidad de alimentos que vayamos a necesitar freír antes de elegir una más grande o más pequeña. 

Qué tipo de máquina para freír comprar

 

Desde este punto de vista, podemos clasificarlas en 5 subcategorías:

  • Freidoras domésticas: Son las que nos encontramos habitualmente en las viviendas. Se trata de un aparato eléctrico que agiliza la labor de fritura, aunque pueden también cocinar, dorar y adobar los alimentos.

Su uso es muy sencillo. Se reduce a llenarla de aceite, programar la temperatura idónea y esperar a que esté caliente. Gracias a su cestillo para escurrir, la comida suelta el aceite sobrante, lo que la hace más saludable y menos calórica. Otra ventaja es que se pueden tapar para más seguridad, evitándose de paso las dichosas salpicaduras. 

  • Freidoras industriales: Son aquellas que se precisan cuando se tiene un negocio grande, tipo restaurante. Según necesidades, las hay de tres tipos.
  • Modulares. Existen de varios tamaños y pueden llevar patas regulables. Asimismo, disponen de un módulo que hace las veces de armario.
  • De sobremesa. Como se deduce de su nombre, son para colocarlas sobre una mesa de trabajo o encimera. Suelen ser más pequeñas, aunque cuentan prácticamente con la misma capacidad y potencia que las modulares.
  • Marmitacas. Potentes y con un alto rendimiento, incorporan termostatos y alcanzan rápidamente temperaturas muy altas.
  • Freidoras sin aceite: Son de las más modernas y cada vez más demandadas, no ya por el ahorro en sí de este ingrediente, sino porque los alimentos resultan más saludables al contar con menos calorías. Además, son fáciles de limpiar y el tiempo de cocción es mucho menor.
  • Freidoras profesionales: Son indispensables en cocinas de restaurantes, de hospitales, etc, donde se preparan comidas en grandes cantidades. Pueden funcionar con electricidad o bien con gas butano.
  • Freidoras de alto rendimiento: Estos electrodomésticos trabajan con gas butano y son de lo más potentes que podamos imaginar. Son las que suelen verse en las cadenas de comida rápida, dado que pueden freír cualquier cosa en tan solo dos minutos. Además, pueden cocinar diferentes alimentos a la vez.

Concluimos ya este review con la que hemos pretendido dejar claro cuál es la mejor freidora eléctrica de 2020. Esperamos haber conseguido nuestro objetivo y que te haya gustado.

Comparativa de las mejores freidoras eléctricas de 2020

La más vendida

Taurus Professional 973945000

  • Capacidad: 2 l para 800 gr patatas
  • Resistencia sumergida
  • Posición de escurrido del aceite

La que nos pedimos

Tefal Versalio Deluxe FR4950

  • Temporizador digital
  • Ventana de visión
  • Capacidad 1.3 litros

La más barata

Freidora metálica Jata FR326E

  • Estructura metálica
  • Cuerpo inox anti-huella
  • Capacidad 1 L

Descubre otros productos para la cocina