Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor fresadora del 2020?

Antes de entrar en los detalles para concluir cuál es la mejor fresadora, explicaremos para los que no tienen ni idea que estas herramientas se usan normalmente para hacer cortes exactos, con diversos diámetros, sobre superficies distintas como puedan ser la madera, el plástico o el metal.

Y a la vista de que has entrado en nuestra comparativa, entendemos que estás bastante interesado en el bricolaje. Pues bien, deja la pelota en nuestro tejado, porque vamos a ayudarte a escoger el modelo más adecuado para ti.

¿Para acanalar? ¿Cómo usar una máquina fresadora? ¿Las diferencias entre unas y otras? ¿Qué tipos de fresadoras existen? Tranquilo, porque tenemos también las respuestas a todas esas preguntas. Tan solo tienes que acompañarnos hasta el final para descubrirlas…

Fresadoras
Fresadoras

1. Katsu 101750 – Cuando es de las favoritas, por algo será

Si eres de los que te dejas guiar por las preferencias de la mayoría, te aconsejamos prestar atención a este modelo, porque es la fresadora más vendida del mercado en estos momentos.

Muy común en carpinterías, la Katsu 101750 es una recortadora de mano compacta, con un cuerpo de aluminio sólido de alta calidad, y potente, ya que trabaja a 710 vatios. Para un control total, esta máquina está diseñada con velocidades variables. 

Otro punto a favor es que la mayoría de sus piezas de repuesto, entre las que se incluye el motor, son compatibles con marcas famosas. La profundidad máxima de corte equivale a 20mm aproximadamente. 

En cuanto a las fresas que se le pueden acoplar, son tres los tamaños: 6, 8 y 10 mm. Tiene un peso de 2,44 kg y unas medidas de 24,8 x 19 x 15,2 cm.

La única pena es que las instrucciones solo vienen en inglés. Por lo demás, no decimos ni pío en su contra.

Nuestra conclusión:

Es solo verla y darse cuenta de su calidad, algo que se confirma al usarla. Para tratarse de una mini fresadora, no tiene mucho que envidiar a las fresadoras de madera grandes. Nos gusta.

PROS

  • Tiene un motor de 710 W
  • Incluye llaves y guías
  • Profundidad de corte de 20mm
  • Apta para fresas de 6, 8 y 10mm

CONTRAS

  • El manual solo viene en inglés

2. Einhell TC-RO 1155E – Una fresadora de las más económicas

Esta compañía goza de muy buena fama en el campo de las herramientas eléctricas. De su mano te traemos este modelo que trabaja sobre madera maciza, conglomerado y contrachapado, gracias a su potente motor de 1100 vatios.

La Einhell TC-RO 1155E tiene una curiosa apariencia que nos recuerda a R2-D2, el conocidísimo robot de Star Wars. En este caso, los brazos son los agarraderos de la fresadora, con un práctico diseño ergonómico.  

El cuerpo de la máquina es el centro de equilibrio donde reside su estabilidad, y puede decirse que es muy versátil pese a considerarse una fresadora a precio low cost, ya que permite regular el nivel de fresado en 7 posiciones diferentes.

Además, se le puede adaptar un aspirador para ir recogiendo las virutas y mantener en todo momento la superficie de trabajo limpia y ordenada. El bloqueo del husillo es otro de los factores dignos de mención en este modelo, apto para fresas de 6 y 8mm.

Por si fuese poco, entre los accesorios de la Einhell TC-RO-1155 se encuentran también un tope paralelo, una punta de compás, un casquillo copiador y herramienta para cambiar la fresa.

Una bicoca de máquina para trabajillos sueltos, pero para uso profesional recomendamos ver modelos superiores.

Nuestra conclusión:

Aunque no se trate de la mejor fresadora para profesionales, la Einhel está genial para todos esos manitas a los que gusta realizar labores de bricolaje de vez en cuando

PROS

  • El motor es de 1100 W
  • Posibilidad de 7 posiciones
  • Es de las fresadoras más baratas que existen
  • Con mangos ergonómicos

CONTRAS

  • Es más bien para usos esporádicos

3. Bosch POF 1400 – La máquina de fresado con la mejor relación calidad-precio

¿Una fresadora con mucha potencia, de primera marca y sin excederse de precio? Por supuesto que es posible. De hecho, este es el mejor ejemplo, porque la Bosch POF 1400 tiene un motor de 1.400 vatios y cuenta con todas las ventajas de la avanzada tecnología de esta firma alemana.

Perfecta para trabajar con todo tipo de madera, proporciona acabados de precisión y es que este maquinón permite controlar la profundidad del fresado con una escala de 0,1 mm.

Destacan en su diseño la empuñadura ergonómica y las dos luces integradas para una mayor visibilidad sobre el tramo en que se trabaja. A esto último, contribuye el sistema de aspiración de polvo simultáneo. Del mismo modo, le suma valor la técnica de bloqueo para que el cambio de fresa pueda hacerse con rapidez y facilidad.

Viene en un práctico maletín con los siguientes accesorios: vástago centrador, casquillo copiador, fresa de ranurar, mordazas de sujeción, llave de broca, tope paralelo y adaptador de aspiración.

Este clásico de Bosch mide 34,7 x 7 x 22 cm y pesa 3,5 kilos. Eso último es quizás su talón de Aquiles, y es que no la sitúa entre las fresadoras más ligeras precisamente…

Nuestra conclusión:

Al usar esta máquina es cuando uno toma verdaderamente conciencia de la importancia de los detalles como la luz o el tener a mano toda clase de complementos. No cabe duda de que está entre las fresadoras de superficie mejores del mercado.

PROS

  • Trae bastantes accesorios
  • Es de las fresadoras con más potencias
  • Con luces integradas
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Pesa un poco

4. Makita 3709 – Un aparatito estupendo para andar por casa

La verdad es que ni todo el mundo necesita estar continuamente liado con estas máquinas ni todo el mundo se da buenas trazas para manejar aparatos complejos. Para ellos está especialmente diseñada esta fresadora que cuenta con una potencia de 530 W y 30.000 rpm.

No obstante, la Makita 3709 puede trabajar a una profundidad de 35 mm y, lo que es mejor, solo se necesita una mano para dirigirla. A parte, es muy cómoda porque está elaborada con material antideslizante para que no se nos escurra.

En cuanto al cambio del nivel de profundidad también es muy fácil de realizar, a través de un mando en una guía de cremallera. Con 8,2 x 9 x 19,9 cm y solo 1,5kg de peso, esta fresadora incluye la guía en paralelo, casquillo copiador y una fresa (aunque en la descripción del artículo no se menciona, curiosamente). 

Su tamaño compacto te permite sujetarla con una sola mano, además de ser muy cómoda al estar elaborada con material antideslizante para un mayor agarre. Más cualidades de este modelo son la base plana ajustable en altura, que además es transparente, lo cual permite ver con claridad la pieza de trabajo.

La única peguilla que le vemos es que para aficionados está muy bien, pero para profesionales se queda un tanto raquítica de potencia.

Nuestra conclusión:

Es otra de las mini fresadoras recomendadas, ya que consigue buenos acabados y su uso no puede ser más sencillo. Nos gusta porque no es nada aparatosa. Para hacer nuestras propias chapucillas de vez en cuando está requetebién…

PROS

  • Con accesorios no mencionados en la descripción
  • Permite sujetarla con una sola mano
  • Fácil cambio de la profundidad de corte
  • Es una herramienta funcional y polivalente

CONTRAS

  • La potencia se queda un poco corta

5. Makita RT0700C – Para los más exigentes

Para finalizar, analizamos una fresadora eléctrica que se distingue por su carcasa superior plana y su base de aluminio. E igual que la anterior, se usa con una mano solo. Este aparato tiene una potencia de 710 vatios y una pinza de de 8/6 mm, factores que en combinación le permiten fresar a una profundidad de hasta 35 mm.

Está diseñada con control dial de la velocidad y un control electrónico, por si deseas mantener constante el nivel de las revoluciones. Por otra parte, el cambio de accesorios es muy fácil y seguro, gracias al bloqueo del eje

Además, se puede conectar a un aspirador para eliminar las virutas al instante. La calidad de los materiales de fabricación de la Makita RT0700C se hace notar incluso en el cable. Para colmo, hace muy poco ruido, es más, hasta el arranque del motor es suave.

En definitiva, hablamos de una herramienta para acabados rápidos y profesionales, de la que no hemos encontrado ninguna opinión negativa.

Nuestra conclusión:

Es sencillamente fantástica. Ligera, manejable, silenciosa y fabricada con materiales de muy buena calidad. Trabajar con ella es un verdadero gusto.

PROS

  • Control dial de la velocidad
  • De gran precisión y durabilidad
  • Con bloqueo del eje para cambios seguros
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Ninguno, nadie se queja de ella

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una máquina fresadora?

Ahora que conoces las diferencias entre unas y otras, y que ya sabes dónde comprar una  fresadora al mejor precio, seguro que piensas hacerte con la tuya de inmediato. Y eso nos parece muy bien, pero, antes de precipitarte, observa bien todas estas cosas: 

  • La potencia – Cuestión del tipo de materiales a cortar

Es de los factores más importantes siempre que se vayamos a comprar una herramienta eléctrica. Y en este caso no podía ser menos. Recuerda que la capacidad de fresado de la máquina será directamente proporcional a su potencia. 

Así pues, si optas por una de las fresadoras más potentes, no habrá madera que se le resista, por muy dura que sea. Con mayor razón si piensas darle un uso profesional. Distinto es que pienses usarla de higos a brevas, en cuyo caso, una más corrientilla te hará el apaño.

  • La profundidad – Siempre irá ligada a lo anterior

De algún modo, esto guarda relación con lo que acabamos de explicar. Como es lógico, a mayor potencia, mayor profundidad de corte puede alcanzar el aparato. Por tanto, también dependerá de tus necesidades. 

Si la quieres para contrachapados o maderas por el estilo, una que realice cortes entre 6 y 12 mm te servirá. Ahora bien, si necesitas trabajar sobre gruesas maderas macizas, necesitarás comprar una fresadora de gama alta que alcance hasta los 50 mm.

  • Que sea cómoda de utilizar – Por seguridad, además

Esta cuestión también tiene su relevancia si no quieres terminar con las manos llenas de callos a la primera de cambio o, en el peor de los casos, que se te escurra de las manos con facilidad.

Ten presente que la labor del fresado requiere estabilidad y precisión total, por ello, es de suma importancia que la máquina disponga de un agarre ergonómico y seguro. En este sentido, te recomendamos las de empuñaduras engomadas. 

Otro punto a considerar en cuanto a comodidad es el centro de equilibrio. Fíjate en que tu modelo sea estable, así como que vibre lo mínimo posible, que incluya luces y que no provoque mucho ruido.

  • Los accesorios incluidos y los extras – Para sacarle el mayor provecho

Venimos hablando todo el tiempo de que son máquinas muy prácticas para esta actividad artesanal, pero para conseguir acabados diferentes se requiere la utilización de ciertos accesorios intercambiables.

Varios tipos de guías para la fresadora, pinzas, plantillas, adaptadores para el aspirador, son elementos que no deberían faltarle a la tuya. O al menos eso nos parece a nosotros, porque se trata de complementos que siempre podrán venir bien. 

  • La marca – Cúrate en salud

Comprar una fresadora de buena marca, al igual que ocurre con tantas otras cosas similares, es sinónimo de garantía y duración. Con esto no quiere decirse que el desembolso haya de ser mayor, pues ya hemos comprobado que las grandes firmas también tienen modelos a precios muy competitivos. Por tanto, poco más hay que añadir en este apartado.

Ventajas de usar una buena fresadora

Aunque nos consta que no son herramientas muy conocidas, ya conocemos los beneficios de las fresadoras para madera en proyectos decorativos y demás. De todos modos, te citamos por aquí abajo los puntazos de estos inventos:

  • Proporcionan acabados profesionales: Debido a la precisión con la que realizan el corte, el resultado no tiene nada que ver con el obtenido con cualquier otra herramienta destinada a estas labores.
  • Suponen un gran ahorro de tiempo. Utilizar una máquina de fresado es el método más rápido, eficaz y práctico para hacer cortes, frente a la pesada labor con sistemas más tradicionales. El poco esfuerzo físico a emplear es igualmente de agradecer.
  • Permiten trabajar con seguridad: Partiendo de la base de que estos dispositivos cuentan con todos los sistemas de seguridad necesarios, los riesgos que se corren a la hora de hacer los cortes son mucho menores que cuando usamos otras fórmulas y maquinarias. 
  • Son multifuncionales: A través de esta comparativa, nos ha quedado claro también que son aparatos versátiles que lo mismo sirven para hacer cortes que para llevar a cabo otra serie de faenas como acanalar, perforar y trazar superficies.

En cuanto a nuestra labor de ayudarte a elegir la mejor fresadora, termina aquí. Creemos no haber dejado ningún cabo suelto y esperamos que todo lo expuesto en este post te haya parecido muyyyyyyyy interesante.

Comparativa de las mejores fresadoras del mercado

La más vendida

Katsu 101750

  • Cambie las Brocas Fácilmente
  • Herramienta ligera de un cuerpo de aluminio
  • Diseño ergonómico mejorado con agarre suave

La que nos pedimos

Bosch POF 1400

  • juste de la profundidad de fresado
  • Fresadora de superficie POF 1400 ACE
  • Cambio de fresa fácil y rápido gracias al bloqueo

La más barata

Einhell TC-RO 1155E

  • Bloqueo del husillo
  • Pinzas de apriete 6 mm y 8 mm
  • Tope de revólver en varias posiciones

Más recomendaciones