Electrodomésticos

Son productos que están presentes en nuestro día a día, y estamos tan acostumbrados a ellos que no nos damos cuenta de lo afortunados que somos por pertenecer a estas últimas generaciones.

Todos hemos escuchado en el algún momento hablar, por ejemplo, a nuestros abuelos, de cómo era la vida antiguamente cuando ellos eran niños. Cocinar representaba un gran esfuerzo para las amas de casa, en una época en que aparatos como los microondas o los hornos eléctricos no existían ni en los mejores sueños.

Decimos para las amas de casa porque, por aquel entonces, estas labores parecían concebidas exclusivamente para la mujer. Por suerte, las cosas también han cambiado mucho en ese sentido y ahora las tareas del hogar son asumidas indistintamente por hombres y mujeres, como es lógico.

Siguiendo con los usos del pasado; los primeros frigoríficos, aparecidos entre finales del siglo IXX y principios del siglo XX, nada tenían que ver con los sofisticados elementos de refrigeración que tenemos a nuestro alcance en la actualidad, dotados de sección para congelar alimentos, temperatura regulable y toda clase de bandejas y cajones organizadores.

¿Qué decir también de las primeras lavadoras? Esos eran artefactos manuales de los que había que estar pendientes durante todo el proceso de lavado. Y dando gracias, porque… ¿te imaginas lo que debió suponer para aquellas otras mujeres lavar la ropa en el río, a base de frotarla con pastillas de jabón sobre un lebrillo de madera?

Y no solo lavarla, pues también había que exprimirla a mano, tenderla al sol y luego alisarle las arrugas con unas planchas de carbón que, más que planchas, parecían armas de defensa con esas pesadas bases de hierro picudas.

No queremos ni pensarlo, pero todo eso les tocó vivir a nuestros antepasados. En contraposición, ahora tenemos multitud de artículos a nuestra disposición que nos hacen la vida infinitamente más rápida y fácil.

Lavadoras, secadoras, lavadoras secadoras, frigoríficos, hornos convencionales, hornos de pared, hornos de sobremesa, microondas, freidoras, robots de cocina, batidoras, cafeteras automáticas, panificadoras, tostadoras, exprimidores eléctricos, yogurteras… todos estos electrodomésticos de cocina se han convertido en imprescindibles para nosotros.

Ya no sabríamos qué hacer sin ellos. ¿Tienes todos los que necesitas? ¿Sabes qué factores debes tener en cuenta a la hora de su elección? ¿Dónde comprarlos con todas las garantías?

En esta categoría que nuestros entendidos en la materia no paran de ampliar, encontrarás justamente aquel electrodoméstico que te hace falta. Y como siempre, con la mejor relación calidad precio…