¿Cuál es la mejor manta eléctrica del 2021?

En nuestro post de hoy vamos a hablarte de las cualidades que debe reunir la mejor manta eléctrica del mercado para ser considerada como tal.

Lógicamente, las hay de muchos tamaños, estilos y precios, por lo que nos gustaría explicarte a fondo sus características para que puedas elegir con buen criterio la que mejor se adapte a tus necesidades.

La verdad es que es un producto que siempre deberíamos tener a mano en casa porque viene de fábula cuando empiezan a entrarnos esas molestias y dolores en ciertos músculos.

También es un buen aliado para combatir el frío del invierno si no tenemos calefacción en nuestro hogar, por ejemplo. ¿Imaginas ese calorcito tan rico sobre tu cuerpo mientras ves una peli en el sofá?

Pues bien, no nos extenderemos más. Vamos a ver ya en qué consisten exactamente estos artículos y cuáles son los modelos más recomendables…

Mantas eléctricas
Manta eléctrica
Manta eléctrica suave

1. Manta de Maxkare – El best seller

Abrimos nuestro listado con una de las mantas térmicas más vendidas por Amazon. Este ejemplar tiene un precioso diseño de doble cara en color azul y blanco, y unas medidas de 130 x 180 cm.

La Maxkare combina el tacto aterciopelado de la franela con el borreguillo por la parte de atrás. Es un artículo con protección contra el calentamiento, así como función de apagado automático, por lo que podrás dormir a pierna suelta sin la preocupación de que tu manta se quedará encendida toda la noche.  

El temporizador de desconexión es programable de 1 a 5 horas. Ligera y confortable, otra de sus virtudes es que ofrece la posibilidad de regularle el nivel de calor entre sus 5 niveles de temperatura.

Además, su cable tiene una buena longitud. En cuanto al peso, es de 2 kilos aproximadamente. Este modelo también podrás usarlo como una manta normal y corriente desconectándole el controlador y, del mismo modo, podrás meterlo en la lavadora para su limpieza.

Para tu tranquilidad, cuenta con la certificación de seguridad CE / GS. Es decir, le han dado el visto bueno en los controles.

2. Almohadilla de Maxkare – Por muy poco dinero

Continuamos con la misma marca, aunque en este caso vamos a hablarte de un artículo más pequeño, tipo almohada plana, pero con la misma misión. La diferencia es que tendrás que colocarla directamente sobre la zona en que tengas dolores, ya sea en las rodillas, el cuello, los riñones etc.

Este modelo tiene unas medidas de 30 x 60cm y en cierto modo nos recuerda por su diseño a las clásicas bolsas de agua caliente que utilizaban nuestros abuelos. A pesar de ser una de las almohadillas eléctricas más baratas, cuenta con 4 niveles de temperatura, así como función de calentamiento rápido y opción de calor húmedo.

Otra gran ventaja es su cable de 230 centímetros. Seguro que con semejante longitud siempre tendrás un enchufe cercano donde conectarla directamente sin necesidad de acoplarle un alargador de luz.

Por otro lado, este está recubierto de un material aislante de cloruro de polivinilo; un punto extra de seguridad que no todos los cables tienen. El uso de esta almohadilla térmica no puede ser más sencillo, gracias a su único botón de encendido y apagado desde el cual también podrás ajustarle la potencia.  

La Maxkare se apaga de manera automática al cabo de hora y media de funcionamiento. Está disponible en azul o gris. Dentro de ese rango de precios, nos ha parecido una de las mejores opciones de compra.

Manta eléctrica grande

3. Entil – Un “mantón” de gran categoría

Solo con verla dan ganas de envolverse en ella porque uno se imagina lo suavecita que debe ser, y es que este artículo tiene un exquisito diseño de doble cara; por un lado de terciopelo gris y por el otro de franela blanca de alta calidad.

Y nos referíamos a ella como un mantón precisamente porque tiene unas medidas bien hermosas: 150 x 200cm, lo que la hace perfecta para el dormitorio, sala de estar, para llevar de viaje en una autocaravana o coche, etc.

La Entil es una manta eléctrica multiusos, con 6 niveles de potencia, apagado automático al cabo de 6 horas de uso y sistema de protección contra el sobrecalentamiento. Por tanto, puede ser utilizada con total garantía tanto por los adultos como por los niños.

Gracias a su resistencia entre las dos capas de tejido, el calor se distribuye de manera uniforme por toda su superficie. La única recomendación del fabricante es no meterla en la secadora (problema mínimo, en nuestra humilde opinión), aunque sí puede lavarse a máquina con el agua a 30º de temperatura.

Sin duda, es un producto que todos quisiéramos tener en casa para mejor nuestra calidad de vida.

Manta capa eléctrica

4. Beurer HD50 – La de mejor relación calidad precio

Pasamos ahora a una analizar la propuesta que nos hace esta prestigiosa marca alemana.

La Beurer HD50 tiene un suave y esponjoso diseño que la convierte en un elemento súper cómodo sobre el cuerpo.

Este modelo está hecho de microfibras transpirables y es de color marrón claro por una cara y de color crema por la otra. Destacamos de su diseño un curioso detalle: lleva botones para que te la coloques en el cuerpo a modo de capa cerrada, optimizando así el calor que desprende.

Además, cuenta con termostato protector triple, función de apagado automático a las 3 horas y botón de luz LED que indica que se encuentra en uso. La manta capa eléctrica Beurer HD50 integra control de ajuste, regulable entre sus 6 niveles de temperatura.

Tiene un tamaño de 100x145cm y certificado de garantía Oeko-Tex. Al igual que las anteriores, puede lavarse en la lavadora, extrayéndole el mecanismo electrónico. Cien por cien recomendable.

5. Medisana HU 670 – Un calientacamas eléctrico 5 estrellas

Esta firma es líder en el sector de productos terapéuticos para un estilo de vida más saludable, por ejemplo, aparatos de masaje. Esta vez vamos a hablarte de una de sus mantas eléctricas más recomendadas por sus características.

La HU 670 tiene un peso de 1 kg y un tamaño de 150 x 80 cm, por lo que podrás colocarla sobre cualquier cama, entre el colchón y la sábana bajera. Estamos ante un modelo con 4 niveles de intensidad de calor y práctico mando de control con cable de 180 cm extraíble para meter el tejido en la lavadora.

Otros puntos reseñables de este artículo son el temporizador de desconexión automática a los 120 minutos y la zona extracaliente para los pies. Además, cuenta con tecnología APS; un sistema de seguridad con control de temperatura acústico y visual.

Ten por seguro que este producto aliviará la tensión de todos tus miembros y los dolores musculares, y te ayudará a relajarte después de esas jornadas de trabajo agotadoras.

¿Qué es una manta eléctrica?

También se las denomina mantas térmicas. Se trata de un aparato que emite un calor controlado a través de sus distintos niveles de temperatura, pensado para aliviar el dolor de cualquier zona de la espalda.

Sin embargo, sus funciones no terminan aquí. También se utilizan simplemente para calentar la cama y mejorar de esa forma la calidad del sueño. Casi todas traen ya un temporizador para que no tengas que preocuparte de apagarla.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una buena manta eléctrica?

Ahora que ya has visto dónde comprar las mejores mantas térmicas, solo te queda elegir una. Antes de su compra, observa los siguientes factores:

1. El peso

Cerciórate de escoger un modelo que no pese demasiado para que no te resulte incómoda.

2. El tamaño

Esto dependerá básicamente de si la vas a utilizar solo tú o si piensas compartirla con tu pareja, en cuyo caso tendrá que tener mayores dimensiones para daros cobertura a los dos.

3. El diseño

Como hemos visto ya también, las hay con diseños muy atractivos por sus colores, formas y el tipo de tejido. Escoge una que te llame la atención en ese sentido, puesto que será un elemento que estará bastante tiempo a la vista, ya sea encima del sofá o la cama.

4. El material

Aquí también tienes para escoger, y ten presente que el tacto es distinto de unos materiales a otros. Encontrarás mantas eléctricas de lana, de fibra polar y fibras de poliéster. Lo primordial es que sea suave y que se pueda lavar a máquina.

5. La potencia

Suele oscilar entre los 100 y los 160 W. Como es natural, a más potencia, mayor capacidad para generar calor y mayor rapidez en calentarse, aunque la mayoría de modelos vienen con varios niveles de potencia para que los controles tú a tu conveniencia.

6. La seguridad

Asimismo, casi todas ellas integran un sistema de seguridad para evitar el sobrecalentamiento cuando llevan mucho tiempo en funcionamiento. Comprueba en la ficha técnica del modelo a encargar que cumpla con las normas vigentes.

7. La versatilidad

Decimos esto porque hay una serie de mantas eléctricas incluso con indicadores luminosos y que te ofrecen la posibilidad de ajustar el calor a ciertas zonas del cuerpo.

8. La facilidad de limpieza

Para un buen mantenimiento y mayor confort, procura escoger uno de esos modelos cuyos cables y mandos pueden desmontarse para lavar lo que es el tejido en la lavadora.

9. El estilo

Verás al ir a comprarla que hay distintos tipos de mantas eléctricas:

  • Calientacamas. De gran tamaño, como si fuera un edredón.
  • Calientapies (sobra decir su función, es obvio).
  • Almohadillas térmicas. Son elementos multiusos muy comunes que te servirán para mitigar el dolor de cualquier parte del cuerpo. Dentro de este grupo verás que hay algunas enfocadas en aliviar las lumbares y otras para las cervicales.

10. El precio

La elección final irá en función de tu presupuesto. Sus precios suelen ir desde los 20 euros hasta los 120 euros, aunque tampoco hace falta que te gastes un dineral para hacerte con un modelo interesante.

Se trata de ir comparando hasta dar con las mantas térmicas con la mejor relación calidad precio.

¿Cuáles son las mejores marcas de mantas eléctricas para la espalda y dolores lumbares?

  • Medisana
  • Maxkare
  • Neocare
  • Beurer

¿Cuáles son las ventajas de usar una buena manta eléctrica?

Aparte de tratarse de un producto bastante “amorosito”, su uso tiene estas otras ventajas:

  • Es un artículo amigable con el medio ambiente
  • Supone un buen ahorro frente al gasto de la calefacción central de casa
  • Ayudan a conciliar el sueño y dormir mejor
  • Sirven para precalentar la cama en invierno antes de ir a acostarnos
  • Ayudan a paliar el dolor asociado con la ciática y con la artritis

Hemos terminado por hoy. Esperamos que esta review haya resuelto todas tus dudas a la hora de elegir la mejor manta eléctrica entre tantas.

Comparativa de las mejores mantas eléctricas del mercado

La más vendida

Manta de Maxkare

Manta eléctrica suave

La que nos pedimos

Entil

Manta eléctrica grande

La más barata

Almohadilla de Maxkare