Saltar al contenido

¿Cuáles es la mejor máquina de helados del 2021?

Dada la gran cantidad de ellas a la venta, hemos estado indagando por ahí para ofrecerte en este post la respuesta a la pregunta cuál es la mejor máquina de helados del 2021, al objeto de facilitarte su compra. 

Con estos pequeños electrodomésticos podrás elaborar múltiples recetas utilizando tus ingredientes favoritos, sin excederte con la grasa o el azúcar. El resultado será un helado, yogur o sorbete con todo su sabor, igual que los que te venden en cualquier heladería.

Para elegir una máquina heladera de calidad que se adapte a tus necesidades debes conocer las diferencias entre unas y otras, es decir, su modo de funcionamiento, sus materiales, la capacidad, etc. Así pues, vamos a hablar de todas estas cosas más detenidamente… 

Máquina para hacer helado
Máquinas de helados

1. H.Koenig HF320 – La heladera casera más vendida

Comenzamos con la favorita de los usuarios, según la lista de ventas. Este modelo tiene un elegante diseño horizontal con acabado metálico, y un recipiente extraíble para una limpieza más cómoda. 

La H. Koenif HF320 es de acero inoxidable y cuenta con un motor de 180 W, así como pantalla LCD. Lleva enfriador integrado para la conservación en frío y dispone de función de apagado automático al terminar el proceso.

Por otro lado, su hoja está diseñada para reducir la formación de grumos y pequeños cristales de hielo. Esta máquina tiene una capacidad de 2 litros y, gracias a su sistema de preparación rápida, te permitirá disfrutar en poco más de media hora de exquisitos sorbetes y helados hechos con ingredientes naturales y frescos.

Incluye en el precio 2 accesorios: taza medidora y cuchara para helado. Es un buen aparato, aunque parece ser que hace un poco de ruido, según opina alguien por ahí.

Nuestra conclusión:

Es sencilla de manejar, de buena capacidad y fabricada con buenos materiales, por lo que no nos extraña que sea de las más demandadas por Amazon.

PROS

  • Con pantalla LCD
  • Para 2 litros de helado
  • Con parada automática
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Es un poco ruidosa

2. H.Koenig HF250 – A un precio imbatible

Si necesitas comprar una máquina de helados barata, esta es una opción muy interesante. Se trata de una heladera con compresor, con la que obtener sorbetes cremosos a la altura de los fabricados en heladerías.

Este aparato es de sencillo manejo y de fácil limpieza. Cuenta con función touchpad (refrigeración del producto ya elaborado) y sistema apagado automático. Además, con este podrás añadir ingredientes de última hora durante el proceso, a través del orificio superior.

La H.Koenig HF250 está fabricada con acero inoxidable y plástico duro.  Tiene un peso de 11 kg y unas medidas de 43.99 x 35.99 x 35.99 cm, por lo que no ocupa mucho espacio en la cocina. Ahora bien, su cubeta también es pequeñita: 1,5. Ese es su único inconveniente.

Nuestra conclusión:

Para estar entre las heladeras más económicas del mercado, no es mala inversión.

PROS

  • De buenos materiales
  • No es muy voluminosa
  • De fácil limpieza
  • Se puede pagar en 4 mensualidades

CONTRAS

  • La cubeta no es muy grande

3. Musso Pola Stella 5030 – Una máquina de helados profesional increíble

En este caso, hablaremos de una de las mejores heladeras industriales, perteneciente a una marca italiana de prestigio. La Musso Pola Stella 5030 produce helados artesanos deliciosos y saludables, gracias a sus 300 W de potencia y a la velocidad de rotación de su pala: 76 RPM.

Este producto  cuenta con carcasa e interior de acero inoxidable, por lo que su limpieza es muy sencilla. Dispone de función de apagado automático y temporizador. Por otra parte, destacar que es capaz de elaborar casi 4,5 litros por hora gracias a su cubeta de gran capacidad.

Tan solo habrás de pulsar dos botos y en un suspiro tendrás listas tus recetas favoritas. Su bol de acero enfría de manera inmediata, impidiendo que se formen cristalitos de hielo mientras se bate la mezcla. 

Este artículo, cuyo fabricante ofrece un periodo de garantía de 24 meses, tiene un tamaño de 51 x 35 x 31 cm y un peso de 30 kg. La verdad es que no podemos decir ningún “pero” de él.

Nuestra conclusión:

Es un maquinón que puede utilizarse una vez tras otra sin pausas. De las máquinas para hacer helados más recomendables para uso comercial.

PROS

  • Con 300 W de potencia
  • De materiales de gran calidad
  • Temporizador y apagado automático
  • Se puede pagar en 24 meses

CONTRAS

  • Ninguno

4. Elisa – La heladera doméstica de mejor relación calidad precio

Este otro modelo también te sorprenderá por sus prestaciones, y es que la textura de los postres que es capaz de elaborar es súper fina. La Elisa es una heladera yogurtera con compresor de refrigeración, pero también dispone de función de calefacción.

Digamos que es como tener dos máquinas en una, y lo mejor… no hace apenas ruido. A través de su pantalla digital LCD podrás elegir entre sus 4 programas automáticos: helado, yogur, mezclar y enfriar. También dispone de temporizador, así que no tendrás que estar pendiente del reloj.

En apenas 45 minutos, la Elisa puede preparar hasta 2 l de cremoso helado, con su motor de 180 W. Este modelo viene con 3 accesorios: taza medidora, espátula y cuchara para hacer bolas, todos ellos, aptos para el lavavajillas.

Mide 48.5 x 34 x 30.5 cm, pesa 13.13 kilogramos y tiene un atractivo diseño en color plata con detalles en blanco. Además, se acompaña de libro de recetas. Lo malo es que este viene en varios idiomas, pero no en castellano.

Nuestra conclusión:

Es un aparato estupendo para hacer ricos helados, cremosos y sin cristales. El que sea también yogurtera nos ha encantado.

PROS

  • Hace muy poco ruido
  • Capacidad de 2 litros
  • De diseño muy atractivo
  • Se puede pagar en 10 cuotas

CONTRAS

  • El libro de recetas no está en castellano

5. Elli – Pequeñita pero muy apañada

Terminamos nuestro listado de mejores heladeras para uso casero con la Elli, un aparato que también sorprende por sus excelentes resultados. Este modelo tiene un bonito y moderno diseño en color plata (acero inoxidable), en el que destacan su display LCD, la tapa de plástico transparente y las patas antideslizantes.

Cuenta también con compresor autorefrigerante, temporizador y un brazo mezclador giratorio le da un toque cremoso especial a los helados, sorbetes y yogures. Hablamos de un artículo que mide 39 x 26 x 21,5 cm y que pesa 9,63 kg. 

Viene con espátula, vaso medidor, cuchara parisina y un práctico recetario en castellano para que puedas experimentar en tu cocina. En el recipiente de la Elli podrás preparar hasta 1,2 litros del postre que prefieras. 

Ahora bien, ten en cuenta que no es precisamente una de las heladeras más potentes, pues su motor es de 135 vatios. Esa es su única peguilla.

Nuestra conclusión:

Es un producto que hace las delicias de los niños y mayores. La recomendamos desde aquí.

PROS

  • Con tapa transparente
  • Incluye recetario en castellano
  • Diseño muy vistoso
  • Puede pagarse en 4 cuotas

CONTRAS

  • La potencia se queda un poco corta

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una buena máquina de helados?

Ahora que ya sabes dónde comprar una buena máquina de helados, seguro que estarás a punto de encargar la tuya. Perfecto, pero recuerda todo lo hablado…

La potencia- Según la frecuencia de uso

Si piensas utilizarla solo de vez en cuando, no te hará falta que sea muy potente. Cualquier modelo básico te servirá. De paso, te ahorrarás algo de dinero, dado que sus precios también son más bajos.

La facilidad de limpieza- Para no perder tiempo

Fregar los cacharros de cocina es una tarea que normalmente no gusta a nadie. En este punto te recomendamos escoger un aparato que se desmonte con facilidad, de forma que puedas lavar por un lado las palas y la tapa, y el recipiente aparte. La mayoría de estas piezas incluso pueden meterse en el lavavajillas. 

Los materiales de fabricación- Por durabilidad

Estos han de ser sólidos para resistir el paso del tiempo y las posibles caídas. En este sentido, el plástico no es lo más recomendable, en vista de su fragilidad. El aluminio es lo mejor, ya que este material hace que sea más rápido el traspaso del frío. En cuanto a la tapa, lo ideal sería que fuese transparente para poder controlar el proceso.

El tamaño- Cuestión de espacio

Observa bien las medidas de la máquina antes de comprarla, no sea que luego te encuentres en casa con un armatoste que no sepas dónde guardarlo. Elígelo también en función de la cantidad a preparar.

Los extras-Para sacarle el mayor rendimiento

Tanto mejor si el aparato cuenta con función de temporizador. También hay modelos con recipientes de repuesto para hacer no solo un helado, sino varios a la vez.

Las piezas de recambio-Para no tener que tirarla a la primera de cambio

Cerciórate de que el fabricante venda los accesorios por separado, por si acaso se te rompiese alguno. Para prolongar la vida útil de la máquina no manipules su cubeta con utensilios afilados ni metálicos. Además, deberás limpiarla con jabones no agresivos y con un estropajo suave que no raye su interior.

La clase de heladera-Porque no todas tienen el mismo diseño

Hay dos tipos de máquinas para hacer helados:

Heladeras con compresor

Estas llevan el refrigerador integrado. Dicho de otro modo; la cubeta tiene ya de por sí la temperatura ideal para la elaboración de la receta. Es como si llevasen su propio congelador, de manera que la preparación es bastante más rápida. Su desventaja es que estos modelos son más caros. 

Heladeras de acumulador o cubeta

En este caso, cuentan con una cubeta con doble pared. Entre ambas hay un líquido que debemos congelar previamente a la elaboración. Ese frío luego va pasando a la mezcla para reducir su temperatura.

El consumo- Para un mayor ahorro de energía

Fíjate en la ficha técnica del producto en el certificado de eficiencia energética, pues de ello dependerá que tire más o menos de la electricidad.

¿Cómo funciona una máquina de helados casera?

Muchas personas piensan que preparar helados en casa con este tipo de productos es un engorro. Nada de eso. De hecho, su uso es más sencillo de lo que parece, y es que lo único que debemos hacer es introducir en la cubeta los ingredientes. 

Estas máquinas llevan un dispositivo giratorio que va enfriando dicha cubeta hasta convertirlos es una especie de crema congelada. Como mínimo, un aparato de esta clase lleva 3 piezas:

  • El tambor externo
  • La cubeta o tanque
  • Un motor 

¿Cuánto debería gastarme en una heladera para mí? 

Aquí a pregunta es más bien cuánto puedes gastarte tú. El precio de una heladera doméstica oscila entre los 35 y los 250 euros, dependiendo de su calidad y complejidad. Lógicamente, los resultados también son distintos…

Las heladeras industriales pueden pasar de los 1000 euros.

¿Cuáles son las mejores marcas de máquinas para hacer helados?

  • H. Koenig
  • Aicok
  • Sogo
  • Ariete
  • Klarstein 

Hemos llegado al final de nuestra review sobre las mejores máquinas de helados del 2021. Esperamos que te haya servido de gran ayuda.

Comparativa de las mejores heladeras del mercado

La más vendida

H. Koenig HF320

La que nos pedimos

Musso Pola Stella 5030

La más barata

H.Koenig HF250