Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor pulsómetro del 2020?

Antes que nada, apuntaremos para aquellos que no saben qué es un pulsómetro de muñeca, que estos artículos sirven por encima de todo para medir la frecuencia cardíaca en tiempo real. Ahora bien, ¿cuál es el mejor pulsómetro que existe en la actualidad y por qué?

Precisamente de eso queremos hablarte en este post, y es que, debido a la rápida evolución tecnológica en toda clase de dispositivos, a la simple función médica de los comienzos de estos se les ha añadido el valor en las actividades deportivas.

Es cierto que hay infinidad de ellos, pero nosotros nos vamos a centrar en el análisis de los 5 mejores relojes de running con GPS que tenemos a nuestro alcance, para que elijas con buen criterio el que vaya más acorde contigo. Empecemos con todo este asunto…

Pulsómetros 2020
Pulsómetros 2020

1. Polar M430 – Encabezando las listas de venta

Es la versión mejorada del A360 y el pulsómetro más vendido en estos tiempos. En este modelo, que sincroniza perfectamente con otros dispositivos, se han centrado en resolver aquellos problemillas de conectividad anteriores.

El Polar M430 tiene un atractivo diseño y un sistema de carga sencillo y eficaz. Teniendo la batería completa, te permitirá usarlo durante 24 horas al menos. Destacar también que, aunque es un pulsómetro de muñeca sin banda, puede incorporársele la banda de pecho para una mayor precisión del ritmo cardíaco.

Esta es una característica que comparten todos los modelos de pulsómetros de la marca Polar. Otras de sus ventajas consisten en la resistencia al agua y la buena respuesta frente a actividades de fitness diarias, pero incluye además funciones avanzadas de entrenamiento para los amantes del running.

Para esto se vale del GPS integrado, el cual arroja datos relativos a velocidad, distancia, inclinación y altimetría. Con unas medidas de 24,5 x 3,8 x 1,2 cm y un peso de 49,9 gramos, será el compañero de entrenamiento ideal que te ayude a sacar de ti todo tu potencial.

Y si con todo lo dicho no fuese bastante, analiza el sueño al detalle a través de la función Sleep Plus.

Su único inconveniente, por lo que hemos oído por ahí, es que le cuesta unos segundos reaccionar ante cambios repentinos de ritmo. Por lo demás… ¡fantástico

Nuestra conclusión:

Es uno de los mejores pulsómetros GPS de muñeca. Coge la señal en seguida, mide con precisión y la conectividad con el teléfono para acceder a la App es algo que no da ningún problema. Lo recomendamos para corredores que empiezan a tomarse la cosa en serio.

PROS

  • Las mediciones son muy precisas
  • Coge la señal GPS muy rápidamente
  • El precio es razonable
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Tarda en reaccionar ante cambios de ritmo bruscos

2. Willful SW358 – Entre los pulsómetros a mejor precio

Es el tuyo si estás buscando un pulsómetro barato, y no encontrarás en ningún sitio otro como este. Pero, independientemente del precio, te vendrá como anillo al dedo si va a ser el primero que compres.

Con esto nos referimos a que no te dará quebraderos de cabeza, porque es de manejo sencillo, aunque las funciones del Willful SW358 van más allá de las básicas. Amén de la frecuencia cardíaca, este GPS sumergible registra la distancia recorrida, el control de pasos, la distancia o el consumo de calorías, y muchas otras cosas.

Se puede usar cualquier puerto USB estándar para cargar la batería, que nos durará entre 3 y cinco días si la cargamos a tope. Entre sus ventajas, decir que también incluye Monitor de Sueño (factor importante tras el ejercicio) y una alerta de sedentarismo, que vibra cuando llevamos mucho tiempo parados en el mismo sitio.

Gracias a la pantalla táctil, el Willful SW358 permite gestionar llamadas y mensajes (SMS, Whatsapp y redes sociales). Además, todos los datos recopilados por este medidor de pulsaciones del corazón se gestionan con una app propia que habrás de descargarte en el móvil.

Eso sí, ojo con él, porque en teoría es apto para nadar y bucear, pero su impermeabilidad es relativa. Nuestro consejo es que no tientes mucho a la suerte. Una ducha, vale, pero poco más.

Nuestra conclusión:

Este modelo encaja muy bien con usuarios que se inician con esta clase de dispositivos. Al ser un pulsómetro económico, no entraña ninguna complicación en su uso y servirá para irse familiarizando con ellos.

PROS

  • 5 ajustes de brillo de pantalla
  • El precio es muy competitivo
  • Pantalla táctil y en color
  • Incluye monitorización de sueño

CONTRAS

  • La impermeabilidad no es absoluta

3. Polar A360 – La calidad se mide con Polar

Volvemos al mismo fabricante del primer modelo expuesto, y es que esta firma es de las más populares en el mundo de los relojes deportivos. Así pues, estamos frente a otro aparato para medir la frecuencia cardíaca en la muñeca.

Un dato importante es que el A360 es un pulsómetro de actividad y no de entrenamiento. Este reloj registra durante todo el día los latidos del corazón, y mide los ritmos de sueño para que te hagas una idea de tu estado con regularidad, aunque esto conlleva que tendrás que estar más pendiente del estado de la batería.

En este modelo, las notificaciones de llamadas, mensajes, emails y alertas del calendario se hacen notar también mediante vibración en la pantalla táctil a color. Sus dimensiones son de 20 x 10 x 5 cm y pesa 4,54 gramos. Una de sus cosas más interesantes es que las correas de silicona de colores son intercambiables.

La única pega es que no se puede meter bajo el agua. Por tanto, si quieres un pulsómetro para la playa o practicar la natación, deberás poner tus miras en otros.

Nuestra conclusión:

En resumidas cuentas, es un smartband de iniciación y sencillo de usar, planteado para la gente que necesita motivarse con pequeños retos en el día a día.

PROS

  • El diseño minimalista es muy chlo
  • Garantía Polar a un buen precio.
  • Muy completo para entrenamientos no competitivos.
  • Se puede pagar en 10 meses

CONTRAS

  • No es un pulsómetro sumergible

4. Polar M200 – Control al alcance sin pasarse de precio

Pasamos a otro smartwatch top ventas, ahora en color blanco. Aunque no es de los últimos modelos de esta marca, continua en el mercado porque se sigue vendiendo como rosquillas, lo cual es por sí solo una buena carta de presentación.

En él se combina entrenamiento deportivo con las ventajas de un reloj bluetooth, porque si lo conectas al móvil podrás recibir notificaciones para no perderte nada importante, aunque no podrás contestar llamadas ni mensajes desde el propio reloj. 

El Polar M200 es uno de esos pulsómetros de iniciación con sensor óptico que incluyen GPS, pero también es justo decir que tiene sus limitaciones.

 Si lo necesitas para tus entrenamientos diarios, será mejor que busques entre modelos más específicos. No obstante, viene muy bien para una primera toma de contacto con estos dispositivos.

Nuestra conclusión:

De precisión y con el sello de garantía de las grandes firmas, es uno de los pulsómetros con la mejor relación calidad-precio.

PROS

  • El precio no está desfasado
  • Modelo sumergible
  • Es un pulsómetro de muñeca muy preciso
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No es de los más completos

5. Suunto Ambit3 Peak Sapphire – Un smartband de lujo

Quizás seas de los que no se conforman con cualquier cosa y quieras un pulsómetro unisex de gama alta. Si es así, no le des más vueltas, porque este otro modelo es el mejor medidor de pulsaciones del corazón con el que puedas soñar. También puedes echarle un vistazo al nuevo modelo, el Suunto 9

Su diseño ofrece una estética más deportiva y está cuidado al máximo, con el resistente cristal de zafiro perfectamente combinado con el acero de la esfera y la correa de silicona.

Puesto que es sumergible, la natación es uno de los puntos fuertes del Ambit3 Peak Sapphire, lo que lo hace perfecto para triatlones. En este modelo, la frecuencia cardíaca se mide con un sensor acoplado en la muñeca o en un cinturón.

Además de incorporar el consabido GPS, el barómetro mide los cambios meteorológicos e incorpora alerta de tormentas, algo muy práctico cuando nos movemos al aire libre, ya que también informa de las horas de luz, localización exacta, altitud de ruta y demás.

Por mucho que nos empeñemos, no hemos conseguido buscarle ni el más mínimo fallo a este reloj para deportistas, especializado en la prueba de esfuerzo.

Nuestra conclusión:

Es un pulsómetro fiable, cómodo y con una gran autonomía, aparte de que su GPS es rapidísimo en cualquier lugar. Cierto que no es de los pulsómetros más baratos del mercado, pero al Suunto Ambit3 Peak Sapphire no hay ninguno que se le compare y además de puede financiar. Particularmente, nos encanta.

PROS

  • Es resistente al agua
  • Precisión total en mediciones en campo abierto.
  • Aviso de alertas meteorológicas
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No tiene nada que le desmerezca

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un medidor de frecuencia cardíaca?

Ahora que tenemos mucho más claro qué es un pulsómetro, vamos a recalcar aquellos puntos principales en que debes fijarte a la hora de añadirlo a tu carrito de la compra para completar tu pedido.

  • ​Los datos registrados- Que no te falte de nada

Estamos de enhorabuena, porque hay tal variedad de relojes pulsómetros que siempre habrá uno que se ajuste a nuestras necesidades y particulares gustos. No obstante, analiza los datos fundamentales que quieras registrar en él para no tener que arrepentirte de tu elección.

Ya hemos visto que tanto sirven para la monitorización del sueño como para medir las distancias corridas o caminadas. Por tanto, piensa el uso que pretendas darle antes de liarte la manta a la cabeza.

  • La duración de la batería- Por comodidad

​La autonomía de la batería de un reloj pulsómetro será otro punto clave que deberías observar si eres de esas personas que practican deportes que implican permanecer durante varias horas fuera de casa.

Eso o simplemente que te lo quieras llevar siempre que hagas escapaditas de fines de semana por ahí. Recuerda: a mayor autonomía, más cómodo te resultará porque no tendrás que estar preocupándote de cargarlo. 

  • ​​Que sea resistente al agua- Para que no se te “ahogue”

Esta recomendación no va dirigida únicamente a los amantes de las actividades acuáticas, pues son muchos otros los deportes para los cuales es conveniente comprar un pulsómetro de muñeca resistente al agua. 

En este sentido, cuida que sea lo más estanco posible, al objeto de que no acumule en su interior humedad o granitos de arena. No olvides que de esto dependerá que tu podómetro te dure más o menos tiempo.  

  • ​Las opiniones de los usuarios- Porque, cuando el río suena…

Aparte de lo dicho en este apartado y de la información sobre los modelos analizados, no estaría de más que echases un ojo a los comentarios por la red acerca del que se te haya metido entre ceja y ceja. Las experiencias de otros usuarios que ya lo tengan también te servirán de guía.

¿Cómo funciona un medidor de pulsaciones? 

 

A pesar estar de rabiosa actualidad y que cada vez son más los aficionados a deportes como el running o el ciclismo que cuentan con uno, no todo el mundo conoce el funcionamiento de estos aparatos ni los elementos que intervienen en ello.

La verdad es que tampoco encierran un gran misterio tras de sí. El tema es más sencillo de lo que parece, y al frente se hallan estos dos elementos:

  • El electrodo. Es el componente que se encuentra en contacto directo con la piel y que permite medir las pulsaciones del sujeto.
  • El receptor. A través de señales de radio, posibilita que se puedan visualizar con claridad los datos medidos.

¿Cuántos tipos de pulsómetros existen? 

 

Bien es verdad que hay muchas clases de podómetros, pero si tenemos en cuenta por encima de todo su diseño, son dos los tipos de pulsómetros de reloj que están hoy día a la venta por Amazon.

  • Pulsómetros con banda en el pecho

Tal y como se deduce por su denominación, estos modelos poseen una banda electrónica que ha de colocarse en el pecho. Este elemento puede detectar el pulso cardíaco de la persona en tanto que entrena, y esto se consigue gracias a que el sensor que incorpora transmite la señal al pulsómetro colocado en la muñeca del deportista. 

Dada la proximidad entre la cinta y el corazón, emiten datos exactos. Lo malo es que son más engorrosos de llevar mientras se realizan los ejercicios físicos, pese a lo cual siguen siendo los relojes pulsómetros preferidos por la mayoría.

  • Pulsómetros sin banda

En este caso, el sensor está integrado en el propio reloj y desde ahí toma las pulsaciones por minuto del usuario, permitiéndole llevar el control en todo momento. Como es lógico, son más cómodos a la hora de entrenar.

En cuanto a nosotros, se nos ha echado ya encima la de despedirnos, pero confiamos en que este post sobre el mejor pulsómetro te haya resultado de gran utilidad. En otros te hablaremos de cositas igualmente interesantes. ¡Síguenos!

Comparativa de los mejores relojes pulsómetros del mercado

La más vendida

Polar M430

La que nos pedimos

Polar A360

La más barata

Willful SW358

Más artículos para deporte y aire libre, recomendaciones