Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor regulador de buceo del 2020?

Antes de pasar a ver cuál es el mejor regulador de buceo, deberíamos aclarar un poco el concepto. Se trata de un dispositivo que permite respirar bajo el agua el aire de una botella a la misma presión del ambiente, independientemente de la profundidad a la que la persona se halle.

Digamos que es el componente principal de la escafandra autónoma, encargado de despresurizar el gas. Por lo general, estos elementos cuentan con mangueras resistentes para colocarlos cómodamente en la boca y con indicadores de presión.

Hoy nos centraremos en ellos, pues son bastantes los usuarios que se preguntan qué regulador para submarinismo comprar entre los múltiples modelos que existen, cada uno con sus pros y sus contras. ¡Vamos al lío!

Regulador de Buceo
Regulador de Buceo

1. Cressi HY788051 – El top ventas en Amazon

Comenzamos con el regulador de buceo más vendido, cómo no, de la popular marca Cressi, especialista en este terreno. El HY788051 es de perforación frontal asimétrica y cuenta con un amplio seguro de bloqueo para la tapa, extraíble fácilmente sin necesidad de echar mano de herramientas.

Simple y cómodo de utilizar incluso para los que empiezan a dar sus primeros pasos en esta aventura, dispone de una membrana que evita que el agua se filtre en caso de giros bruscos o al saltar desde gran altura al mar. 

Por otro lado, el botón de purga es bastante mayor que en cualquier otro modelo, lo cual facilita la maniobra. Otra ventaja de este artículo es el sencillo y seguro sistema de montaje y desmontaje para limpiarle la arena en un pis pas.

El 70% de su estructura es de plástico y el 30% restante de metal. La única pega que le vemos es que no incluye en el precio latiguillo para el jacket, ni manómetro.

Nuestra conclusión:

Es un buen regulador, pequeño, ligero y cómodo, muy utilizado en centros de buceo por su mecanismo de pistón simple. No requiere mucho esfuerzo, por lo que va fantástico para principiantes.

PROS

  • Es sencillo pero resistente
  • Muy buena calidad precio
  • Permite respirar con mucha naturalidad
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No trae manómetro ni latiguillo para el jacket

2. Cressi Octopus – Un regulador Cressi muy económico

Seguimos con la misma firma, pero ahora vamos a ver uno de los reguladores de buceo más baratos a los que podrás aspirar. Este producto proporciona un buen rendimiento bajo el agua sin necesidad de grandes esfuerzos a la hora de inhalar, gracias a la válvula pivotante sin rozamientos y la membrana de admisión sobredimensionada.

El Octopus está elaborado con materiales como el elastómero y el ABS, ambos de gran resistencia al agua salada, y cuenta con un gran nivel de flexibilidad. Otras ventajas son el bajo peso (180 gramos) y sus reducidas dimensiones (7 x 5.5 cm).

Ahora bien, parece ser que el sistema deflector de burbujas no es el idóneo, según comentan por ahí.

Nuestra conclusión:

Contra lo que pueda parecer por su bajo coste, es un dispositivo que cumple bien con su deber. Aparte, por sus dimensiones y bajo peso es cómodo de transportar y almacenar, de manera que lo recomendamos para aquellos con bolsillos más modestos.

PROS

  • Está a un precio fantástico
  • Es muy fácil de montar
  • Pesa muy poco
  • La manguera es bastante larga

CONTRAS

  • El deflector de burbujas no es el mejor

3. Mares reguláteur – El favorito de los buzos expertos

Cambiamos de tercio en cuanto a marca, para presentarte otra interesantísima alternativa, un pelín más cara sí, pero merece la pena. Este equipo está elaborado con TechnoPolymer y está provisto de una primera etapa resistente, compacta y ligera.

Dispone de conexión INT/DIN y su control es mediante pistón. El Mares cuenta con un área para chip RFID. Respecto a la segunda etapa, es de mediano tamaño, con rejilla de malla, latiguillo de goma y un amplio botón de purga

Destacamos el diseño patentado Mesh grid, gracias al cual se reduce el impacto del agua (va hacia la membrana de la segunda etapa, eliminándose el flujo continuo incluso cuando hay fuertes corrientes).

Estamos frente a un modelo que facilita la respiración al margen del nivel de profundidad, gracias a sus sistemas VAD Y DFC. Por su parte, el deflector fluidodinámico se encarga de recoger el flujo de aire proveniente del tubo de derivación para conducirlo hacia la boquilla correctamente.

Muy resistente también a la abrasión, no le hemos encontrado ningún fallo. Es más, incluso viene con una práctica bolsa de transporte a la que no falta un bolsillo para el ordenador de buceo.

Nuestra conclusión:

Sin duda, hablamos de uno de los reguladores de buceo más recomendados para profesionales. Cuestión de tan solo acoplarle las mangueras y… ¡al agua, patos!

PROS

  • Elaborado con materiales ligeros
  • Su diseño reduce el impacto del agua
  • Permite respirar bien a cualquier profundidad
  • Se puede pagar en 10 meses

CONTRAS

  • No le vemos ningún inconveniente

4. Cressi MC9 DIN – El de mejor relación calidad precio

Elaborado con tecno-polímeros ligeros, este magnífico regulador de buceo para viaje reduce el cansancio en la mandíbula, debido en gran parte a su segunda etapa con peso pluma (alrededor de 140 gramos) y apenas 5 centímetros de diámetro. 

El MCP DIN de Cressi cuenta con revestimiento interno auto lubricante, botón de purga sobredimensionado entre un  80 y un 400%  con respecto al resto de reguladores y un sencillo método de ensamblaje en su segunda etapa, tipo giro de bayoneta. 

Tiene un peso total de 1,2 kg y ofrece el máximo rendimiento en espacios reducidos.

La verdad es que no le hemos encontrado ningún punto negativo digno de mención.

Nuestra conclusión:

Tal y como se espera por la confianza que esta marca inspira, funciona de maravilla, no produce ninguna sensación de agobio al respirar a medida que se desciende. Cien por cien recomendable.

PROS

  • La inspiración siempre es fluida
  • Cuenta con un buen pulsador de purga
  • Con revestimiento interno auto lubricante
  • Se puede pagar en 4 veces

CONTRAS

  • Nada reseñable

5. Scubapro MK11/C370 – Un regulador de buceo de mucha categoría

Terminamos con un modelo de otra gran firma, cuyo diseño de la primera etapa proporciona un suministro constante de aire, independientemente de la profundidad, el ritmo respiratorio o la presión de la botella.

El MK11/C370 cuenta en su cuerpo de latón con un excelente sellado de las piezas internas para que no se cuele ni una gota de agua. Además, está dotado de 2 salidas de alta presión que aumentan las opciones de orientación de sus latiguillos.

Por otro lado, incluye mando con el que controlar el esfuerzo de inhalación, amplio botón de purga que se puede manipular con gruesos guantes y cómoda boquilla compacta que mejora el flujo de aire. 

Dado su ligero peso y tamaño compacto, es ideal para usuarios jovencitos, o sea, niños de cierta edad que empiezan a hacer sus pinitos con el submarinismo.

Cierto que es algo carillo, sí, pero la calidad siempre se paga. De todos modos, Amazon te da facilidades para que no se te haga tan cuesta arriba.

Nuestra conclusión:

Es un pedazo de equipo, no hace falta siquiera probarlo. Basta simplemente con observar la calidad de sus materiales.

PROS

  • Con mando para controlar el esfuerzo de inhalación
  • Cuerpo de latón
  • Compacto y ligero
  • Puede pagarse en 10 cuotas

CONTRAS

  • No es precisamente de los más baratos

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un buen regulador para submarinismo?

Una vez visto dónde puedes comprar un regulador para buzo y cuáles son los más interesantes, solo queda que te decidas por uno en concreto. Ya tenemos claras las diferencias entre los distintos tipos, pese a lo cual queremos hacer hincapié en los factores determinantes.

  • El peso

Aunque no lo parezca, tiene su buena importancia, y es que al tratarse de un elemento que llevamos en la boca ajustado a los dientes, este debe ser ligero y con flotabilidad neutra.

  • Las conexiones

Las primeras etapas cuentan con conexiones a la presión de la botella (HP), así como conexiones a presión intermedia (LP). Según los modelos, la cantidad de conexiones varían. Las más básicas tienen una salida HP y varias intermedias. 

En caso de bucear con transmisor de aire y manómetro, harán falta 2 salidas HP. Observa también el número de accesorios a conectar en las salidas intermedias. La segunda etapa es la que va directamente a la boca y facilita el aire. Suele llevar una boquilla, un botón de purga y 1 o 2 válvulas de escape.

  • El botón de purga

Nos sirve para limpiar el agua que penetra dentro del circuito cuando sacamos de la boca la segunda etapa y la volvemos a colocar. Elige un modelo cuyo botón sea lo suficiente grande y accesible para usarlo fácilmente.

  • La regulación

En función de la calidad del regulador, tendremos distintos métodos. En modo PRE-DIVE, el sistema será menos sensible a la acción y evitará entrar en flujo continuo en el agua (resultará un poco más complicado respirar). Hay modelos de gama alta que permiten ajustar el caudal de aire.

  • La boquilla

La cuestión es dar con el bucal que mejor se nos adapte a la boca, puesto que los hay de diversos materiales y formas. 

  • Las mangueras

Todo regulador lleva estas piezas para conectarle los distintos accesorios y dispositivos. Actualmente, estas son flexibles, ligeras y fáciles de manejar. Dependiendo de la presión a que trabaje el regulador, tienen un grosor u otro. La mayoría son negras, aunque también las hay en otros colores.

  • La calidad de los materiales en general

Como es lógico, el artículo debe estar fabricado con materiales de primera, resistentes al agua salada.

  • El tamaño

Cerciórate de que tu regulador tenga las dimensiones ideales para ti en todos los sentidos. Por ejemplo, que la manguera tenga la longitud necesaria para llegar del tanque a la boca sin que tengas que ejercer de contorsionista…

  • Los indicadores

Otro punto a considerar es que los indicadores y los números sean claros y fáciles de leer a simple vista, de modo que puedas controlar en todo momento la presión y el nivel de oxígeno.

Pues bien, hasta aquí sus características principales, pero si aún te estás comiendo el coco con aquello de ¿cuánto dinero debería gastarme en mi regulador de buceo?, decirte que eso va directamente ligado a tus circunstancias económicas. Puedes tirar en cualquiera de estas dos direcciones:

Reguladores de Buceo de calidad y baratos

  • Regulador para buzo más barato, de menos de 120 €.
  • Como haber, hay algunos, pero piensa que sus funciones son limitadas.
  • Regulador para buzo de mejor calidad, de más de 120 €.
  • Dentro de esta categoría tienes mucho para elegir, pudiendo optar a las mejores marcas de reguladores de buceo (Cressi, Seac y Mares).

Ventajas de usar un regulador para inmersiones

Evidentemente, no es que estos aparatos ofrezcan ventajas o dejen de ofrecerlas, pues son imprescindibles para los submarinistas, pero no quisiéramos cerrar nuestro post sin citar algunos de sus beneficios.

  • Presentan una gran resistencia al contacto con el agua
  • Son fáciles de utilizar

  • Tienen un excelente nivel de flexibilidad

  • Se adaptan a usuarios de distintas edades y condiciones físicas

Ahora sí que nos despedimos. Esperamos que nuestra comparativa sobre el mejor regulador de buceo te haya resultado de gran ayuda

Comparativa de los mejores reguladores de buceo del mercado

La más vendida

Cressi HY788051

  • Perforación frontal asimétrica
  • Basculación de la leva patentada
  • Amplio seguro de bloqueo de la tapa

La que nos pedimos

Mares régulateur

  • Peso del producto 1,15 Kg
  • Talla: Talla única, Color: Negro
  • Mares loop 15x regulatore de buceo adultos unisex

La más barata

Cressi Octopus

  • Las prestaciones son siempre elevadas y adecuadas
  • La 2ª etapa viene dotada de un desviador de flujo
  • XS2 es el regulador más económico de la gama Cressi

Otros productos que te recomendamos para buceo