Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor robot limpiacristales de 2020?

Aunque no son demasiado conocidos, los robots limpiacristales son unas herramientas increíbles que nos ahorrarán mucho tiempo y trabajo a la hora de dejar las ventanas relucientes como si de espejos se trataran.

Polvo, grasa, insectos estampados… de todo podemos encontrarnos en los ventanales de nuestra casa, oficina o negocio. Incluso en las lunas del coche. De ahí que, dependiendo del uso dependiendo de nuestras necesidades, habremos de elegir uno acorde. 

Por haberlos, los hay de tantas clases y precios que lo normal es que nos surja un mar de dudas llegado el momento, si no estamos familiarizados con estos revolucionarios artilugios. Si estás interesado en saber en qué consisten y cuál es el mejor robot limpiacristales de 2020, te aconsejamos que no te pierdas nuestro post.

Robot Limpiacristales
Robot Limpiacristales

1. Alfawise S60 – De los preferidos

El primer modelo del que hablaremos es uno de los limpiadores de cristales automatizados con más demanda en el mercado actual, gracias a su práctico diseño y su multifuncionalidad.

Se trata de un elemento indispensable a la hora de limpiar esas ventanas y cristales de todo tipo que tenemos en casa, aunque no se reduce a eso su función; también es válido para superficies como espejos y azulejos.

Este robot se distingue por contar con una aplicación móvil que permite usar el teléfono para controlarlo como un control remoto. Por otra parte, el Alfawise S60 tiene una batería de emergencia que lo mantiene en activo durante 15 minutos aunque se haya ido la luz.

Su manejo es muy sencillo, puesto que únicamente cuenta con un botón de inicio que hay que mantener pulsado durante dos segundos para que empiece a funcionar. En cuanto a la batería, es de polímero de litio.

Otra de sus ventajas es que no importa en qué posición se ponga, puesto que el robot no se caerá. Incluso puedes mojar sus almohadillas con agua o con algún líquido limpiador, porque este no va a resbalarse por estar mojado.

Además, posee una bomba de succión en cada rueda de limpieza que mantiene al robot sujeto firmemente en el cristal de la ventana o a la superficie donde se coloque, y tiene en los laterales unas rejillas de ventilación por donde va expulsando el aire succionado.

La potencia del motor es de 80W, y cuenta con un mando a distancia para facilitar su control cuando se encuentre fuera del alcance de nuestras manos. Según dicen, su única peguilla es que hace un pelín de ruido cuando se acciona, aunque este tampoco es como para dejar a uno sordo.

Nuestra conclusión:

Es un modelo de última generación. El hecho de poder usarlo a través de una App es uno de los motivos que lo convierten en el robot para cristales más vendido del mercado.

PROS

  • Tecnología innovadora
  • Tiene 80W de potencia
  • Seguro de utiliza
  • Control remoto por móvil

CONTRAS

  • Hace un poco de ruido

2. Kärcher WV50 plus – Limpiacristales low cost

De acuerdo en que estos artículos son unos aliados genuinos para limpiar cristales, pero ello no implica que todos valgan un pastizal. Así pues, el Kärcher WV50 plus es el modelo que encaja con los presupuestos más cortos, porque su precio es imbatible.  

Viene con una botella con gamuza para pulverizar y eliminar mejor la suciedad  incrustada. En lo relativo a la capacidad de su depósito, decir que tiene 0,1 litros (un buen tamaño).

A pesar de ser un modelo de robot para cristales barato, cuenta con batería de litio recargable, por lo que puede usarse sin cables ni molestias. En cambio, con este alemán robot de Kárcher realizaremos esa pesada faena doméstica de forma eficaz y en muy breve espacio de tiempo.

Diseñado en negro, gris y amarillo, este aparato que evita el goteo tiene unas medidas de 13 x 9 x 35,5 cm, y dispone de doble labio de secado. Está bastante bien para su precio, aunque hay por ahí quien opina que deja ciertas marcas en los cristales.

Nuestra conclusión:

En el limpiador Kärcher WV50 plus, calidad y precio confluyen como en pocos.

PROS

  • Tiene batería recargable
  • De diseño compacto
  • No gotea
  • Su precio es excelente

CONTRAS

  • Algunos dicen que deja marcas

3. Smartbot Hobot 288 con App – Una pasada

Estamos ante uno de los robots limpiacristales profesionales que sirven tanto para el hogar como grandes superficies (hoteles, por ejemplo). Este modelo también cuenta incluso con una aplicación móvil para manejarlo desde tu teléfono.

Sirve para todo; para dejar relucientes los cristales de la vivienda, las mamparas, los espejos y un amplio etcétera, gracias a que incorpora una bomba centrífuga de alto volumen y eficacia.

Su velocidad de limpieza es de 2.4 min/ m2.  Además, dispone de control anti-caída, 3 modos de limpieza automática, detección automática de los límites de las superficies y batería UPS.

Con el Smartbot Hobot 298 podemos trabajar en seco o con los productos que limpieza que solemos usar habitualmente. Además, viene con mando de control remoto, y sus gamuzas se meten en la lavadora. Indudablemente, es un robot perfecto del que no se puede decir nada en su contra.

Nuestra conclusión:

Quizás pueda parecer un poco caro, pero basta con observar sus prestaciones para entender que el precio está bien justificado. Nos parece una elección fantástica.

PROS

  • Su potencia es de 72 W
  • Tiene mando de control remoto
  • Es un aparato multifunción
  • Se puede pagar en 10 cuotas

CONTRAS

  • No le vemos fallo alguno

4. Smartbot Hobot 198 – Fácil de usar

Este cuarto modelo, de la misma casa que el anterior, es un robot automático para limpiar ventanas, baldosines, mesas, mamparas de baño, espejos y demás, dado que incorpora una bomba centrífuga de alto volumen y eficacia.

El Smartbot Hobot 198 puede controlarse también a través de una App. Su velocidad de limpieza es de 3,6 min/ m2, y está diseñado con control anti-caída. Tiene un motor de 80W, y se puede usar tanto sobre superficies verticales como horizontales.

Trae como accesorios incluidos 12 paños de microfibra para limpieza, adaptador de corriente, extensor de corriente 4m., cuerda de seguridad, manual de usuario en castellano, guía rápida en castellano y certificado de garantía de dos años.

Con este electrodoméstico es posible limpiar en seco, o bien con los productos que utilicemos normalmente para tales menesteres. Incorpora batería UPS (Sistema de Alimentación Ininterrumpida), mando de control remoto y piloto de indicación automática de fin de limpieza.

Su uso es increíblemente sencillo; basta con colocarlo sobre la superficie a limpiar y activar el botón de puesta en marcha. Al acabar, nos avisará con un pitido. Las opiniones de los que ya lo compraron son bastantes positivas en general.

Sin embargo, hay por ahí quien comenta que, por su diseño, no llega como es debido hasta los bordes de los cristales con marcos. Salvando ese detalle, nos parece un modelo muy aconsejable en todo y por todo.

Nuestra conclusión:

No es nada complicado de utilizar, pero es completo y muy potente, por lo que el Smartbot Hobot 198 cumplirá con las expectativas de los más exigentes con la limpieza de las superficies lisas en general.

PROS

  • Tiene una garantía de dos años
  • Se puede usar a través de App
  • La potencia es de 80W
  • Se puede pagar en cuatro cuotas

CONTRAS

  • No alcanza bien a los bordes

5. Ecode Absolut Carbon Winclean – Práctico donde los haya

Terminamos nuestra comparativa de precios con el Ecode Absolut Carbon Winclean, un robot limpiacristales inteligente, capaz de limpiar todo tipo de superficies verticales y horizontales, al margen de su inclinación o grosor.

Como curiosidad, destacar que viene con una cuerda de 5 metros para evitar que se pueda caer de forma accidental. Dispone de tres programas y cuenta con una alta velocidad de limpieza y potencia de succión: 4 min / m2 y 80 W.

Actúa de manera silenciosa e integra un práctico asa con interruptor para un agarre fácil del producto. Al terminar su labor, el robot de cristales Ecode nos avisará. De lo mejorcito de este modelo es que es pequeño y compacto, con unas dimensiones de 28 x 14 x 12 cm, y un peso que apenas llega al kilo.

Tiene un bonito diseño en color carbono/verde y viene con  almohadillas de limpieza de microfibra reutilizables de alta calidad, pudiendo usarse tanto en seco como en húmedo con productos especializados.

Otro de sus puntos favorables es que puede detectar automáticamente marcos de ventanas y todo tipo de obstáculos gracias a su sistema anticaídas mediante sensor. No es sencillo encontrarle fallos al robot Absolut Carbon Wincleam, aunque si hubiera tenido la virtud de apagarse solo hubiera sido ya el colmo.

Nuestra conclusión:

Es un robot con un atractivo diseño, y muy fácil y cómodo de manejar por su peso y dimensiones. No cabe ninguna duda de que se trata de una de las mejores máquinas de limpiar cristales que existen en la actualidad.

PROS

  • Su potencia es de 80W
  • Es muy manejable
  • Tiene muy poco peso
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No tiene apagado automático

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un limpia cristales eléctrico?

Ahora que ya hemos visto los mejores robots para limpiar cristales del mercado y lo que nos agilizan esa tarea que normalmente vamos aplazando por pereza, a más de uno le habrán entrado ganas de rascarse un poco el bolsillo y lanzarse a por uno.

Nos parece una buena idea, porque la verdad es que, a golpe de bayetas, agua, detergente y trapos para secar y abrillantar, el asunto se vuelve un auténtico suplicio. No obstante, antes de liarse la manta a la cabeza y salir pitando a comprar una máquina limpiadora de cristales, deberemos considerar estos factores:

  • El tamaño y el peso- Lo principal

Nuestro consejo es que sea ligero para que nos resulte cómodo de usar. Pensemos que en ocasiones tendremos que adoptar posturas incómodas de por sí. Si a ello le añadimos que tenemos que cargar con un verdadero armatoste, apaga y vámonos…Terminaríamos por almacenarlo y olvidarnos de él a buen seguro.

  • Su eficacia- Por lógica

Los robots de limpieza eficaces no solo se miden por la potencia de sus motores. Que sean también versátiles y que cuenten con gamuzas es lo que verdaderamente les hace merecedores de ese calificativo. 

Tal vez haya que apretarse un poco más el cinturón para que nuestra máquina sea más completa, pero siempre merecerá la pena apuntar hacia un modelo perfeccionado que cumpla con todas las funciones.

  • El depósito del aspirador- Muy importante

Es el lugar donde se irá acumulando toda la suciedad. Si vamos a ponernos a limpiar cristales pero a la par ensuciamos el resto de las cosas… ¡menuda gracia! De ahí que debamos tener muy en cuenta este punto.

  • La duración de la batería- Para evitar parones

Tener un perfecto aliado para estas labores pero que nos haga estar constantemente haciendo pausas por quedarse sin batería no tiene mucho sentido, pues todo el tiempo ahorrado se nos iría. 

Por tanto, elijamos un aparato que disponga de bastante autonomía como para permitirnos limpiar todas las cristaleras del tirón. 

  • La flexibilidad del cuello- Por comodidad

Es otro de los puntos a considerar, puesto que conseguiremos mejor resultados, y es que solo así podremos acceder sin problemas a rincones y superficies complicadas de limpiar.

Cómo elegir el mejor aspirador para limpiar cristales

 

Por su propia naturaleza, el cristal es un material que entraña pocas dificultades a la hora de limpiarlo. Otra cosa es que tengamos, por ejemplo, acumulada demasiada suciedad de grasa en nuestras ventanas… y ahí te quiero ver. 

Máxime si se trata de grandes superficies, como los enormes ventanales de una terraza o el escaparate de una tienda, siempre lleno de polvo y un sinfín de huellas. Aquí sí que se hace casi imprescindible contar con la ayuda de un robot inteligente para limpieza de cristales. Ahora bien… ¿de qué estilo? 

Pues dependerá de las particulares necesidades, como es natural. Cada uno tiene sus pros y contras, de modo que vamos a ver las diferentes clases con que podemos encontrarnos.

  1. Limpiadores de cristales magnéticos. Se distinguen por incorporar un sofisticado sistema que previene los accidentes. Están compuestos de dos piezas, y cada una de ellas se coloca por cada cara del cristal. Ambas piezas van unidas por un imán y van limpiando el cristal por las dos partes a la vez. 
  2. Aspiradores de cristales con mango. También son conocidos como telescópicos. Son manuales y pueden ser extensibles. Sirven incluso para limpiar mamparas de baño.
  3. Limpiador de cristales en aerosol 3m. Son válidos para vinilo, plástico, metal y cromo. También se utilizan para automóviles y embarcaciones, ya que son limpiadores en spray. 
  4. Aspirador de cristales a vapor. Ligeros y sin cables, estos limpiadores son eléctricos y sueltan vapor, por lo que vienen genial para dejar como la patena rincones complicados o ventanas altas. Además, pueden usarse sobre sofás, cortinas, etc.

Nuestro empeño era dejar claro cuál es el mejor robot limpiacristales de 2020. Deseamos haber conseguido nuestro objetivo con esta review.

Comparativa de las mejores aspiradoras limpiacristales del mercado

La más vendida

Alfawise S60

La que nos pedimos

Smartbot Hobot 288 con App

La más barata

Kärcher WV50 plus