Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor saco de dormir de camping del 2020?

Independientemente de la época del año en que las hagamos, entre los preparativos para nuestras escapadas al aire libre no debería faltarnos el mejor saco de dormir de camping de cuantos hay hoy día.

Decimos lo de cualquier época del año porque, de entrada, pueden parecer artículos más bien invernales, pero no es así. Estos fabulosos compañeros de viaje también aíslan el cuerpo del calor y normalmente se secan bastante rápido, dada la clase de materiales que los componen.

Por nuestra parte, queríamos ahorrarte trabajo y hemos hecho bastantes pesquisas por aquí y por allá con intención de ayudarte a elegir el mejor saco de dormir de acuerdo con tus necesidades, así que no te pierdas lo que te vamos a contar en esta guía…

Sacos de Dormir de Camping
Sacos de Dormir de Camping

1. Active Era 300 – El favorito de muchos aventureros

De hecho, es el saco de dormir más vendido en estos momentos. El Active Era Profesional 300 tipo momia es válido para diferentes estaciones del año, cuenta con un relleno  300GSM de gran calidad que proporciona calorcito y ofrece buena resistencia al agua.

Además, está diseñado con doble capa que aumenta la protección contra el frío. Estamos ante un producto que se adapta a los -10 ° C y que incorpora bolsillos donde tener a mano y bajo control en todo momento esos artículos de valor como la cartera o el móvil.  

Por su forma, resulta ideal para mantener la temperatura corporal, y es que este modelo está hecho también a prueba de viento con su doble cremallera y la capucha con cordón que se ajusta a la cara.

Es un artículo versátil que tanto podrás usar para acampar como para una fiesta de pijamas, una excursión, un festival a la intemperie o cualquier otra situación parecida. Tiene unas dimensiones de 220 x 80 cm y viene con su propia funda de compresión. 

Ahí parece ser que está su inconveniente, según dicen. Al parecer, esta no tiene unas costuras muy consistentes y tiende a descoserse pronto.

Nuestra conclusión:

El active Era 300 es cómodo y cálido, condiciones imprescindibles en esta clase de productos. Puede decirse que en líneas generales se trata de una buena bolsa para dormir, lo que junto a su razonable precio justifica su gran demanda.

PROS

  • Sirve para distintas estaciones
  • Tiene un relleno aceptable
  • El peso no es exagerado
  • Cabe en una mochila de 50 l

CONTRAS

  • La funda no es muy fiable

2. Alistar – La forma más económica de descansar

Entre los sacos de dormir más baratos que hemos visto nos ha llamado la atención este. De color azul marino, está elaborado con microfibra ligerita de buena calidad  y materiales transpirables de no retienen la humedad. 

Esto se traduce en un rápido secado. Otro de sus atractivos es que, cuenta con un hueco especial donde meter la almohada para que no se mueva de su sitio. El Alistar es espacioso con sus 220 cm x 115 cm y queda como un paquete compacto en su bolsa de transporte cuadrada.

Por otro lado, destacar que es un saco de dormir ultraligero, ya que tan solo pesa 490 gramos. Esto lo hace comodísimo de llevar a hombros en la mochila, por lo que es fabuloso para viajes cortos donde uno descanse en refugios de senderismo, albergues juveniles y alojamientos parecidos.

Esa esa es la pega que le vemos; que no es el más adecuado para usar durante muchos días seguidos, puesto que se trata de un modelo finito.

Nuestra conclusión:

 A ver, hablamos de un saco de dormir de montaña a precio low cost, de manera que no podemos esperar gran cosa de él. Está bien para casos como viajar en bed and breakfast si queremos ahorrarnos el pagar por las sábanas, o para algún día suelto, pero no para tenerlo como única opción.

PROS

  • Tiene hueco para colocar la almohada
  • Es de buen tamaño
  • No pesa ni medio kilo
  • Hecho con materiales transpirables

CONTRAS

  • Es muy finito

3. Coleman Hampton Doble – Un saco de dormir de invierno sin parangón

Apuntamos ahora mucho más alto para analizar una bolsa para acampadas doble pero muy curiosa, y es que tiene la posibilidad de convertirse en 2 gracias a su sistema de cremalleras. Ya sabes, por si te enfadas con tu compañer@ de aventuras…

Broma aparte, hemos de reconocer que esta peculiaridad es un puntazo, recordando que también es de agradecer el dormir de forma independiente de nuestro acompañante cuando las temperaturas suben más de la cuenta.

El Hampton está fabricado por dentro con tejido 100% poliéster y por fuera con suave y confortable algodón. Válido también como colcha, es de color marrón y de cuadros por la cara interna. Ni que decir tiene, incluye una práctica bolsa de viaje.

Francamente, es una pasada, aunque le vemos un pequeño inconveniente. Es muy mullidito, sí, pero eso también hace que resulte más voluminoso de lo normal incluso cuando está plegado. Pero claro, todo no se puede tener…

Nuestra conclusión:

Nos encanta. Es cómodo, calentito, con tela y cremalleras de mucha calidad… Sin duda, uno de los sacos de dormir de montaña más recomendados, lo mires por donde lo mires.

PROS

  • Arco de temperatura de -15ºc hasta + 6º
  • Con buenísimos acabados
  • No llega ni a medio kilo de peso
  • Se convierte en 2 bolsas individuales

CONTRAS

  • Es un poco voluminoso

4. KingCamp – El de mejor relación calidad precio

Continuamos con otro saco de dormir de senderismo cuyas propiedades están por encima de lo que cuesta. Este modelo es de cera w/p de poliéster 190t resistente al agua y cuenta con un forro de poliéster de 240 T con varias capas.

Cálido y suave al contacto con la piel, el KingCamp integra en su diseño una capucha semicircular con cordón de ajuste para mantener la cabeza o la almohada separada del suelo.

Es fácil de comprimir y cómodo a la hora de cargar con él porque pesa 1,7 kg pero se queda como un pequeño paquete de 38 × 27 × 27 cm en su bolsa de transporte. Aunque es de uso individual, la cremallera a lo largo de todo su contorno permite desplegarlo, quedando al doble de su tamaño para dar descanso a dos personas. 

Además, tiene un par de asas de tela en la parte inferior, muy útiles para colgarlo si fuera necesario. Este modelo dispone asimismo de un amplio bolsillo interior donde guardar linterna, cartera, llaves, reloj, teléfono móvil y demás.

En resumen; un artículo muy provechoso que convertirá tus salidas por la naturaleza en experiencias que querrás repetir.

Nuestra conclusión:

El KingCamp es un saco de dormir ligero pero muy cómodo y versátil, ya que puede usarse como tal o simplemente en plan manta para arropar a los invitados en casa. Lo consideramos todo un acierto de compra.

PROS

  • Con un buen acabado
  • El precio no está mal
  • Embalado ocupa poco
  • Tiene bolsillo interno

CONTRAS

  • Nada reseñable

5. Lixada – Liviano y compacto

Terminamos nuestra particular comparativa con otra marca especialista en artículos para aquellos amantes de los deportes al aire libre, como el running, la bicicleta, el esquí, la caza, etc. 

Este artículo es para una sola persona, aunque se desdobla gracias a la cremallera de doble cara, pudiendo servir así como base para dos o bien como una amplia manta. El Lixada está fabricado con nylon y algodón, pesa 680 gramos y está disponible en 5 colores: azul marino, naranja, borgoña, verde militar y azul claro. En todos los casos, es gris por dentro.

Destacar también que tiene una textura muy agradable, que se puede meter en la lavadora y que viene con su propia bolsa de transporte con 4 correas de compresión para dejarlo al tamaño mínimo, de modo que cabe en cualquier macuto.

Justo ahí está la falta de este saco, según comentan algunos usuarios. Por lo visto, como te empeñes en comprimirlo demasiado, además de no conseguirlo, terminarás reventando la funda, de por sí no muy resistente que digamos.

Nuestra conclusión:

Pesa poco y no ocupa apenas, que es la clave de los sacos para dormir. Quizás resulte un tanto estrecho, pero cumple más o menos con su función, sobre todo en los albergues.

PROS

  • Los materiales son buenos
  • Se despliega para volverse manta
  • Es de secado rápido
  • Queda muy pequeñito en su bolsa

CONTRAS

  • La funda para guardarla no es muy allá

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una bolsa para acampar?

Ya sabes dónde comprar una buena bolsa para dormir afuera, por lo que es bastante probable que estés a punto de encargar la tuya. ¡Perfecto!, pero no olvides fijarte bien en estos aspectos para que tu compra raye también la perfección.

  • El tipo de materiales – Porque a la larga se nota la diferencia

Lo ideal es que sean transpirables. Por un lado, te evitarás el exceso de sudoración. Por otro, observarás que se seca en menos tiempo. Igual de interesante sería que el modelo elegido contase con materiales térmicos que se adapten también a las más bajas temperaturas.

  • El plegado – Para un transporte más cómodo

Piensa que se trata de un complemento para el descanso que muchas veces llevarás en el maletero hasta el lugar en cuestión y punto. En cambio, habrá ocasiones en que te veas obligado a cargar con él en una mochila. Si no, que se lo pregunten a los peregrinos que recorren el camino de Santiago, por ejemplo.

Por consiguiente, te recomendamos escoger un saco que se quede reducido a la mínima expresión en su bolsita de transporte. Puestos a pedir, lo suyo sería que tampoco pese demasiado.

  • El relleno – Cuestión de comodidad

Dado que tus huesos irán siempre a parar al suelo, comprueba que sea lo bastante firme como para ofrecerte un buen soporte sobre el que descansar, cuidando a la vez que este sea algo acolchado. 

  • Ventajas de usar un buen saco de dormir para montaña 

Suponemos que a estas alturas de la película ya están bastante claras. No obstante, las exponemos brevemente en este apartado.

  • Favorecen un buen descanso tras el largo día de actividad
  • No retienen fácilmente la humedad
  • Se pliegan sin ninguna complicación
  • Ocupan muy poquito sitio en el maletero y en la mochila
  • ¿Cuánto debería gastarme en un saco para dormir en camping?

Como si se tratase de comprar cualquier otro artículo, dependerá de lo que cada persona pueda permitirse, pero con las infinitas opciones disponibles en Amazon podemos hacer dos grupos:

En realidad, no es que sean muchos los que te encontrarás en este rango de precio, pero alguno que otro hay, como ya viste. Eso sí, no esperes gran cosa de ellos, pues sus materiales son muy básicos. Por tanto, cabe esperarse que tampoco duren largo tiempo si se utilizan con frecuencia.

Sacos de dormir de calidad y baratos

Aquí la cosa cambia un poco. En esta categoría podrás elegir los materiales que más te convengan. Lógicamente, a mayor precio, más posibilidades, como el poder elegir entre las mejores marcas de bolsas para acampar. Piensa que, por ejemplo, no es lo mismo comprar un saco de dormir de plumas que uno de fibra sintética.

Hasta aquí por hoy. Esperamos que este post enfocado en el mejor saco de dormir de camping haya sido de tu interés.

Comparativa de los mejores sacos de dormir de camping del mercado

La más vendida

Active Era 300

La que nos pedimos

Coleman Hampton Doble

La más barata

Alistar

Te recomendamos estos productos para camping