Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor telescopio del 2020?

Si has abierto nuestro post, posiblemente será porque te interese conocer cuál es el mejor telescopio del 2020. Por nuestra parte, en primer lugar, nos gustaría dejar claro en líneas generales qué es un telescopio.

Estos instrumentos tienen como función poder ver de cerca, a través de una lente de aumento, todo aquello que se encuentre a grandes distancias, y están diseñados por astrofísicos e investigadores.

Nosotros vamos a analizar hoy los que consideramos como los cinco mejores que existen, por su precio, calidad y diseño. De manera que, si quieres saber qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un telescopio, te invitamos a seguirnos hasta el final. Comencemos…

Telescopios del 2020
Telescopios del 2020

1. Seben 700-76 – El telescopio favorito de la mayoría

Perteneciente a una compañía que produce los mejores artículos en materia de astronomía, es el más pequeño de su serie, el de mejor precio y el telescopio más vendido del mercado.

Este modelo tiene un aumento variable: x35, x56, x70, x112, x117, x234 y x350.

Cuenta con oculares de 31,7mm y distintos tipos de visores, convirtiéndose así en un telescopio de calidad, perfecto para principiantes y aficionados. 

El Seben 700-76 puede ser completado con diversas clases de accesorios, como por ejemplo un adaptador de cámara, para aquellas personas que deseen dedicarse a la astrofotografía.

Este equipo nos proporciona una apertura de 76 milímetros de diámetro y una distancia focal de 700 milímetros de diámetro. Además, integra un filtro lunar, para observaciones llenas de contraste y nitidez, y es que la lente de Barlow, doblegará la potencia de los oculares que estemos usando.

Por su parte, la lente erectriz corrige la imagen invertida del telescopio. El trípode nos servirá para acomodarnos durante la observación. Sus medidas son 79 x 27 x 25 cm y pesa 5 kilos.

Ahora bien, si buscas un telescopio especial para astronomía, te recomendamos echar un vistazo a otros de gama superior, porque este es un poco básico. Eso sí, en cuanto a relación calidad-precio, no encontrarás otro igual.

Nuestra conclusión:

Este telescopio de Seven es perfecto para la iniciación. El trípode le proporciona estabilidad, por lo cual puede ser utilizado por niños, siempre bajo la supervisión de adultos. No podemos esperar de él imágenes espectaculares, pero claro…en vista de su precio tan competitivo, no puede pedírsele más.

PROS

  • Está disponible en varias versiones
  • Atractivo diseño en color blanco
  • Tiene un precio muy bueno
  • Ideal para principiantes

CONTRAS

  • Como telescopio astronómico no sirve

2. Maxlapter HD – Entre los telescopios a precio low cost

Seguimos con otro de los telescopios más baratos que hay actualmente, esta vez de la mano de Maxlapter. Con él podrás observar como quieras y hacia donde quieras, gracias a sus diferentes filtros y sus dos oculares para variar el nivel de ampliación (K6mm: 66x, K25mm: 16x).

Este modelo está dotado de una lente de objetivo grande de 70 mm, de vidrio óptico de alta calidad completo, que mejora en gran medida la transmisión de la luz, el brillo y la nitidez.

Asimismo, incluye un trípode de aluminio grueso, estable y duradero, que se puede ajustar en varias direcciones. El barril principal está elaborado con aleación de aluminio, lo que le proporciona una gran resistencia a la corrosión y alta durabilidad, sin suponerle mucho incremento de peso.

Su instalación es fácil y rápida, aunque hemos leído por ahí que el trípode no tiene tanta estabilidad como cabría esperarse de él. No obstante, no hay que olvidar que se trata de un telescopio económico, y ya se sabe aquello de que “no pueden pedírsele peras al olmo”…

Nuestra conclusión:

 El Maxlapter HD es una buena opción para mirar el cielo, las montañas y los ríos, dados sus componentes ópticos de alta calidad que proporcionan imágenes claras y nítidas. Es el mejor telescopio para niños y principiantes, por la simpleza de su manejo.

PROS

  • Tiene un precio muy razonable
  • Adecuado para niños y principiantes
  • La lente es de 70 mm
  • Se puede pagar en 4 veces

CONTRAS

  • Algunos dicen que falla en cuanto a estabilidad

3. Celestron PowerSeeker 127-EQ – El no va más

Si eres de los que apuntan siempre a lo más alto sin que le escueza rascarse el bolsillo, el Celestron PowerSeeker 127-EQ te vendrá que ni pintado, ya que este modelo es el más avanzado de todos los que te presentamos en esta guía.

Partimos de la premisa de que se trata de un telescopio profesional altamente resistente, con base corta y mecanismo graduado de ángulo milimétrico, cuya extensión de mira alcanza hasta x 300 sin degradar la calidad. 

El Celestron PowerSeeker 127-EQ, tiene un elegante diseño del que destacamos el espejo interno (la apertura) de 127mm de diámetro y la montura ecuatorial alemana, con indicador simple para objetos localizados. E igualmente viene con trípode para una mayor comodidad en su uso.

Sus componentes ópticos de vidrio tratado están formulados para aumentar la transmisión de luz y ofrecer, en consecuencia, imágenes luminosas y nítidas. Tiene unas medidas de 44 x 16 x 11 cm.

Este telescopio está diseñado para ser utilizado al aire libre y poder así contemplar los astros del cielo, aunque igualmente se puede aplicar en el campo de la biología y muchos otros. 

El buscador es de 5,24mm, y los oculares de 20mm (50 x) x 4mm (250 x) -32,8mm. En cuanto al tubo, tiene una longitud de 50,8 cm.

Cierto que no es precisamente lo que se dice un telescopio barato, pero el precio en este caso también concuerda con su impresionante categoría.

Nuestra conclusión:

Es, sin ningún atisbo de duda, uno de los mejores telescopios reflectores con que podemos toparnos, por sus características técnicas. Tal vez nos dé la sensación de ser un tanto caro, pero bastará el enfoque con él hacia el cielo durante unos instantes para cambiar en seguida de opinión.

PROS

  • La apertura es de 127mm
  • Es de uso profesional
  • La distancia focal es de 1000mm
  • Se puede pagar en 10 cuotas

CONTRAS

  • Nada reseñable

4. Celestron Astromaster 130 EQ-MD – Diseño y tecnología se aúnan

Seguimos ahora con otro de los telescopios de Celestron que también pertenece a la saca de los reflectores, y cuyo ensamblaje es tan rápido y sencillo que no son necesarias ni siquiera herramientas para ello.

Este modelo puede ser utilizado tanto en la observación astronómica como en la terrestre, ya que produce imágenes brillantes y claras, con el motor de seguimiento automático de los objetos visibles en la escena.

De bonito diseño en color azul marino, el soporte EQ del Celestron Astromaster ayuda a rastrear objetos, girando con suavidad los pomos. Del mismo modo, es fácil mantener su objetivo centrado en el ocular.

A propósito de oculares; trae dos: 20mm (33x) y 10mm (65x) de 31,8mm Ø. Destacar también el buscador de puntero LED  y la montura ecuatorial de diseño alemán CG-3, con calibradores de fijación para localizar y hacer un seguimiento exacto de los astros del firmamento.

La longitud del tubo es de 61 centímetros, y el peso de este aparato es de 12,7 kilos.

Un buen compañero al que llevar de camping o simplemente sacar por las noches al jardín para disfrutar de las maravillas que lucen allá en el cielo, a pesar de no ser un telescopio de los de mayor aumento.

Nuestra conclusión:

Calidad y precio definen al Celestron Astromaster 130 EQ, una herramienta con la que ver con nitidez la luna…y todo lo que le rodea.

PROS

  • Incluye trípode de acero muy resistente y estable
  • Motor de accionamiento para seguimiento automático rápido
  • Es de diseño compacto y ligero
  • Puede pagarse en 10 meses

CONTRAS

  • Le falta un poco de aumento

5.  Seben Star-Sheriff – La eficiencia de lo básico

Por último, analizaremos otro extraordinario telescopio reflector de Seben, que cuenta con una ampliación de 114 milímetros de diámetro y una distancia focal de 1000 milímetros.

De ahí que este modelo nos proporcione un campo visual bastante extenso, así como imágenes nítidas y claras. Con los oculares que incluye, se consiguen los siguientes aumentos: 50x, 80x, 100x, 160x, 167x, 250x, 334x  y 500x.

Su montura ecuatorial facilita el rastreo de los astros, aunque, por su diseño, podrás convertirlo en un telescopio semi profesional con ayuda de accesorios adicionales, como filtros o adaptadores para cámaras fotográficas.

Viene con una lente erectriz de 1,5x incorporada, un filtro lunar, un portaocular y 2 tapas protectoras. Fabricado con materiales de primerísima calidad, su peso es de 11,9 kilos. 

El Seven Star-Sheriff (como casi todos los de esta casa), es un telescopio genuino para adentrarse en el fascinante mundo astronómico, dadas sus características técnicas, y por un precio moderado.

Aun así, hemos visto por ahí a algún usuario que opina que no es tan sencillo de manejar al principio. Cuestión de acostumbrarse poco a poco, suponemos.

Nuestra conclusión:

A pesar de ser un telescopio para aficionados, para los más exigentes puede resultarles un poco básico. Esto no lo consideramos un gran problema, teniendo en cuenta que se le pueden agregar diversos accesorios para perfeccionarlo. A nuestro juicio, es uno de los telescopios más recomendables.

PROS

  • La distancia focal es de 1000mm
  • Aumentos hasta 8 niveles distintos
  • El espejo es de 114 mm
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • Para algunos, es complicado de usar

Consejos para elegir un buen telescopio astronómico

Estamos seguros de que a ti, como a nosotros, también te han parecido interesantes los modelos que hemos analizado. Si ya te has decidido a comprar un buen telescopio, sigue nuestras recomendaciones atendiendo a estos aspectos:

  • La abertura. En realidad, estamos hablando del diámetro útil de la lente. Por consiguiente, es el punto más importante a la hora de elegir uno en concreto. Recuerda que, cuanto mayor sea la abertura, más nitidez y claridad tendrán las imágenes, al absorber mayor cantidad de luz.
  • Los oculares. Estos elementos son los encargados del aumento y son piezas que se pueden cambiar en función del nivel que queramos. No obstante, lo ideal es contar con al menos tres oculares distintos: uno de 25mm para observar objetos difusos con poco aumento, otro de 8 a 12mm, que nos proporcionará un aumento intermedio, y otro de 7 a 10mm, para ver objetos que precisen mucha amplitud. Además, se distinguen por su calidad.
  • La montura. Las monturas de los telescopios se pueden mover en todas las direcciones (de arriba a abajo, de derecha a izquierda) y las hay de varias clases, siendo las de mayor calidad las que nos proporcionan la máxima precisión. Según tus necesidades, puedes escoger entre las Dobson, de tipo horizontal y elaboradas con madera, las ecuatoriales, que giran en torno a un único eje para seguir el movimiento estelar, o las de horquilla. Estas últimas son las más comunes en telescopios catadióptricos y permiten los mismos giros que los ecuatoriales.
  • Los diversos estilos. Son tres: refractores, reflectores y catadióptricos. En el siguiente apartado los vemos con más profundidad. 
  • El buscador. Los mejores modelos deben contar con un buscador, o lo que es lo mismo, una pieza que funciona como un pequeño telescopio adosado al costado del aparato, cuya misión es la de apuntar y localizar objetos. Podemos encontrarlos de tres tipos: 5X24, 6X30 y 8X50 (estos últimos son los de mayor calidad).

¿Cuántos tipos de telescopios existen?

 

Como mencionábamos antes de pasada, los hay de tres clases. Ciñéndonos básicamente a las características técnicas de los telescopios, podemos agruparlos de la siguiente forma:

  1. Telescopios refractores. Son los que mejor se adaptan a los usuarios que se inician en este fascinante mundillo, ya que son muy fáciles de manejar y de mover. Tienen el objetivo situado en el extremo anterior al tubo, con aberturas de 100 a 60mm. Los de aberturas entre 60 y 90mm son los adecuados para contemplar espacios abiertos. Por el contrario, los de aberturas superiores a 100mm son más pesados, pero resultan ideales para la observación planetaria. 
  2. Telescopios reflectores. Denominados también como telescopios newtonianos, se distinguen por ser más anchos y cortos. Son de uso menos intuitivo, tienen aberturas que oscilan entre los 110 y los 150 mm, y el objetivo es un espejo cóncavo para captar la luz, ubicado en el extremo posterior del tubo.
  3. Telescopios catadióptricos. Son los modelos más potentes y de mayor calidad. Su diseño es compacto y de apariencia compleja, pero a la hora de la verdad son fáciles de transportar y utilizar. Cuentan con ópticas de gran captación de luz, donde los espejos se combinan con lentes correctoras.

Con esto nos despedimos por hoy. Esperamos haber aclarado con este post toda duda sobre cuál es el mejor telescopio del 2020, y que te haya servido para que tu elección sea un acierto.

Comparativa de los mejores telescopios del mercado

La más vendida

Seben 700-76

  • Montura: altazimutal
  • Tamaño de los cuerpos visibles: hasta 12,0 M
  • Se puede completar con accesorios de 31,7mm

La que nos pedimos

Celestron PowerSeeker 127-EQ

  • Elementos ópticos de vidrio
  • Fácil funcionamiento, soporte rígido ecuatorial
  • El trípode de aluminio pre-ensamblado

La más barata

Maxlapter HD

  • Vista clara
  • Configuración simple
  • Dos oculares

Productos recomendados para deporte y aire libre