Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor trona para bebé del 2021?

Ya sabemos que la hora de la comida suele ser un problema con muchos pequeñajos, de ahí la importancia de contar con la mejor trona para bebé de cuantas hay en estos momentos en venta. Y aunque coman bien. 

La comodidad de estos artículos, tanto para los niños como para los padres, no tiene precio, partiendo de la base de que pasarán mucho tiempo sentados en ellas. Es cierto que se trata de un elemento de uso temporal, pero son también muchas las ventajas de disponer de una de estas sillas en casa. Incluso para llevárnosla de viaje, si no es muy grande.

Ahora bien, ¿de Chicco? ¿de Jané?, ¿gris? ¿rosa? En las tiendas nos encontraremos una enorme variedad de marcas, tamaños y colores. Y ofertas muy suculentas, de manera que su elección puede requerir cierto tiempo comparando y crearnos algunas dudas. Déjalo en nuestras manos que para eso estamos nosotros aquí, pues hoy vamos a enseñarte cómo escoger la mejor trona de bebé según tus necesidades…

Trona para bebé
Tronas de bebés

1. Piku Twit – Twoo- Rompiendo moldes

Comenzamos con la trona infantil más vendida de la actualidad, e ideal para chiquillos desde 6 meses hasta 3 años. La Piku Twit-Twoo tiene un precio muy asequible, pero no por ello es cualquier cosa.

De hecho, cualidades le sobran y además le servirá al crío para descansar, ya que tiene asiento acolchado con 3 modos de reclinación y reposapiés que se ajusta también a distintas alturas.

La altura de la silla propiamente dicha puede igualmente colocarse a 6 niveles. En cuanto a la bandeja, tiene hueco para vaso y plato y se la podrás poner más cerquita o más lejos de su cuerpo. 

Este curioso silloncito se puede desenfundar para lavar a 30º y tiene cinturón de 5 puntos. Es de fácil plegado mediante 2 botones laterales, mide 54 x 75 x 110 cm y pesa 8 kilogramos. La única pena es que no traiga ruedas. Por lo demás, de diez.

Nuestra conclusión:

Para ser una de las tronas más económicas, está bastante bien, ya que puedes variarle la altura, el respaldo e incluso la bandeja. La consideramos un acierto de compra.

PROS

  • El precio es fabuloso
  • Con funda desenfundable y lavable
  • Altura regulable a 6 posiciones
  • Se pliega en un santiamén

CONTRAS

  • No tiene ruedas

2. Star Ibaby Pod Giraffe – Por un precio muy competitivo

Vamos a ver ahora otra de las tronas de bebé más baratas, perteneciente a una de las grandes marcas infantiles. Este modelo cuenta con 3 opciones de reclinado en su respaldo y doble bandeja extraíble con 3 ajustes.

Destacamos también de la Pod Giraffe el arnés almohadillado de 5 puntos, así como el sencillo sistema de plegado. Es un producto fácil de limpiar gracias a su confortable asiento de PU, con un diseño que llama la atención de los niños.

Pero todo hay que decirlo, tiene unas dimensiones de 106 x 54 x 80 cm y un peso de 9.2 kilogramos. Por consiguiente, no puede englobarse entre las tronas más ligeras ni más pequeñas. Tenlo presente si vas a desplazarla a menudo y si tienes encima poco hueco para guardarla.

Nuestra conclusión:

Obviando el tema de que sea muy voluminosa, tiene un diseño muy acertado para el niño por su colorido. No está nada mal para ser una de las tronas para bebé a bajo costo. 

PROS

  • Con arnés de 5 puntos
  • Muy sencilla de plegar
  • Diseño muy atractivo para el peque
  • Su precio es muy asequible

CONTRAS

  • Resulta un tanto grande

3. Hauck Sit and Relax – Un lujo para sus comidas

¿Una trona que sea a su vez una hamaca? Pues sí. Esto es posible, nada más hay que verla. Hablamos de un modelo apto desde el nacimiento del bebé hasta su tercer año de vida, que podrás transformar en una práctica hamaquita donde podrá dormir con la máxima comodidad. 

La Hauck Sit tiene un elegante diseño en tonos marrones, aunque tiene otras 9 versiones, algunas en colores lisos y otras con bonitos estampados o animalillos. Cuenta con respaldo y reposapiés ajustable y, por supuesto, cumple con todos los requisitos exigidos por la normativa europea de seguridad. 

Es artículo apto para un peso de hasta 15 kg y mide aproximadamente 84 x 58 x 105 cm. Sin duda, un puntazo de trona al ser un 2 por 1, ya que ello supone un buen ahorro de dinero y espacio en casa. No podemos decir nada en su contra.

Nuestra conclusión:

Es una sillita portátil con mucho estilo y que ofrece un buen servicio. Se le nota la calidad por todas partes; en la estructura, en los detalles, en los materiales… Nos ha encantado.

PROS

  • Se convierte en hamaquita
  • Con cesto inferior de almacenaje
  • Materiales de primera calidad
  • Puede pagarse en 4 veces

CONTRAS

  • Ninguno

4. Safety 1st Timba – La de mejor relación calidad-precio

Continuamos con una de esas tronas de bebés de madera con la que tendrás para rato, y es que esta puede utilizarse desde los 6 meses hasta los 10 añitos más o menos. La Safety 1st Timba es una cómoda silla, diseñada con asiento y reposapiés ajustables en altura y una práctica bandeja extraíble.

Aparte, cuenta con arnés de seguridad de 3 puntos con el cual el niño no se “escurrirá” hacia abajo. Otro de sus atractivos es que viene con un cojincito para la base y otro para el respaldo, de manera que él apenas acuse la dureza de la madera.

Llegado el momento, podrás quitarle tanto la bandeja como la barra que la soporta, convirtiéndose así en una silla elevada en la que tu hijo comerá cómodamente junto al resto de miembros de la familia.

Esta trona mide 7.6 x 49.5 x 90 cm, pesa alrededor de 7.6 kilogramos y está disponible en blanco o en color natural. Resistente y estable como la que más, lo único desfavorable a decir de ella es que no se puede plegar para almacenarla.

Nuestra conclusión:

Hablamos de un modelo que da mucho de sí por aquello de que podrás utilizarlo hasta que el niño tenga unos cuantos años. Lo recomendamos cien por cien.

PROS

  • Con asiento y reposapiés regulable
  • Se limpia con un paño húmedo
  • La bandeja es extraíble
  • Se puede pagar en 4 cuotas

CONTRAS

  • No es plegable

5. Peg-Pérego Prima Pappa Zero 3 – Una trona ultraligera y multifuncional

Para terminar, analizaremos otra muy liviana con sus 7.6 kg y 56 x 77 x 70 cm. La Prima Pappa Zero 3 sirve para niños desde que nacen hasta los 3 años, con su sistema Comfort Recline Peg Perego para transformarla en mecedora. 

Esta silla cuenta con asiento acolchado regulable a 5 niveles y 7 posiciones de altura. Por su parte, el reposapiés también permite ajustarlo a 3 posiciones. De línea sencilla pero elegante, incluye bandeja desmontable con hueco para biberón o vaso.

Dicha bandeja se puede enganchar en las patas para que no estorbe una vez plegada. Se trata de un ejemplar revestido con ecopiel y dotado de cinturón de seguridad de 5 puntos, así como de una especie de correa anatómica para la entrepierna que aporta mayor seguridad al niño cuando aún es muy pequeño. 

Fácil de plegar y compacta, nos parece tan completa que no sabríamos señalar nada negativo de esta trona.

Nuestra conclusión:

Nos gusta porque, siendo la más pequeñita de la firma, mantiene la calidad y las prestaciones del resto. Podemos decir que es una de las tronas más recomendadas.

PROS

  • Es muy compacta y ocupa poquísimo
  • Ruedas con sistema de estacionamiento
  • Diseño discreto pero bonito
  • Se financia a 4 meses

CONTRAS

  • Nada reseñable

¿Qué es una trona para bebé?

En resumidas cuentas, son unas sillitas de gran funcionalidad, que tienen en su mayoría la opción de reclinarles en varias posiciones el respaldo, así como el regularles la altura del asiento. Las hay que incluyen ruedas para desplazarlas cómodamente e incluso que se pliegan para guardarlas.

Estos productos están diseñados pensando sobre todo en aquellos niños más “espesitos” a la hora de la comida, puesto que nos permiten tener ambos brazos libres para manejarles con mayor desenvoltura. Para comer y para descansar. Además, algunas tienen accesorios para juegos con los que tenerles entretenidos.

¿Cuántos tipos de tronas para bebés existen? 

Veníamos diciendo desde el principio que las hay de muchas clases, y con razón. Por supuesto, las diferencias entre unas y otras van más allá de sus precios. Ateniéndonos a aspectos como sus funcionalidades y materiales de fabricación, las agruparemos en 4 categorías:

Tronas de metal y plástico

Son las más comunes y generalmente de línea sencilla. Así pues, nos encontraremos con modelos solo elaborados de plástico moldeado (con arneses), otras con asientos acolchados, con bandeja o sin bandeja…

Digamos que, por aquello mismo de que son las tronas más básicas, no son precisamente las más cómodas. Además, en ocasiones resultan también más complicadillas de limpiar.

Tronas de madera

Estos sillones infantiles son bastante más resistentes, estables y cómodos en cuanto a limpieza. La parte negativa es que pesan más y son algo más incómodas para el niño al carecer casi siempre de algún tipo de cojín sobre el que sentarse.

Tronas portátiles o plegables

Se trata de un asiento para bebés que se engancha a la mesa o bien se coloca sobre una silla de comedor o de cocina. Lo bueno es que son más baratitas y cogen muy poco sitio, por lo que vienen genial cuando se trata de comer por ahí. Lo malo es que son menos seguras.

Tronas evolutivas

Su principal ventaja es la posibilidad de transformarse a medida que el niño va creciendo, al punto de que pueden convertirse en una silla como tal o un asiento elevador. Es más, hasta como balancín sirven. Como verás, dan mucho juego, y nunca mejor dicho…

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar la trona que más te conviene?  

Aunque suponemos que ya tienes claro cuál es la que mejor se adapta a tu peque, vamos a exponer una serie de consejos para comprar una trona de bebés en líneas generales, es decir, según su edad y demás.

El tamaño- Dependiendo del tiempo que tenga el niño

Esto justamente está estrechamente ligado a lo que acabamos de decir. Las dimensiones de la trona deberán ser acordes a su cuerpecito, pues no tiene sentido comprar un modelo en el que la criatura “se pierda”, o en el que no pueda moverse. Su peso es otro factor a tener en cuenta, para lo cual deberás verificar las indicaciones del fabricante.

La seguridad- Por encima de todo

Este factor es fundamental siempre que hablamos de niños. Recuerda que el modelo elegido deberá estar homologado y contar, a ser posible, con correas de sujeción que le den cierta libertad de movimientos pero que impidan que se caiga.

En caso de que te decidas a comprar una trona con ruedas, intenta que estas cuenten con algún sistema de freno o antivuelcos. Por otro lado, te aconsejamos elegirla de cantos redondeados, más cómodas para él.

 El peso- Para trasladarla sin contratiempos

Por tu bien, inclínate por aquellos más ligeritas para que así su transporte te resulte más cómodo. Lógicamente, esta labor es mucho más sencilla cuando la silla tiene ruedas, pero dicen los expertos que no son recomendables más de dos.

Los materiales- Cuestión de prioridades

Hablábamos de ellos en el apartado anterior y de cómo cada uno tenía sus pros y sus contras. Las tronas de aluminio son ligeras y resistentes, las de plástico son consistentes, higiénicas y ligeras asimismo. Las más estables son las de madera, aunque se llevan la palma en lo referente al peso (mucho).

El asiento- Por su confort absoluto

Esto determinará su confort, según anticipábamos también. Lo ideal es que sea amplio y acolchado. Y no olvides tampoco que los que están forrados de plástico son más fáciles de limpiar que los de tela.

Hasta aquí los puntos principales. No obstante, hay otras cosillas que debieras considerar, como los tratamientos antibacterias, el sistema de plegado, los grados de reclinado del respaldo o el hecho de que la bandeja sea extraíble (facilita su limpieza y el sentar y levantar al crío).

Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8. Esperamos que nuestra comparativa sobre la mejor trona para bebé te haya gustado y servido de gran utilidad.

Comparativa de las mejores tronas de bebé del mercado

La más vendida

Piku Twit- Twoo

La que nos pedimos

Hauck Sit and Relax

La más barata

Star Ibaby Pod Giraffe